(Des)acuerdos

Juan José Herrera

Uno de los acuerdos que permitieron el inicio de operaciones de la LXIV Legislatura local, luego de jaloneos por la presidencia de la Junta de Gobierno que duraron semanas, fue precisamente que las bancadas más nutridas, en este caso la de Morena, PAN y PRI, asumirían dicha jefatura en igualdad de circunstancias.

Pese a que aún falta para el cambio de estafetas, que pondría a los “blanquiazules” al frente, para posteriormente ejercer el último periodo los “tricolores”, ya existen amagues por parte de los morenistas para “no dejarla ir”.

Según voces al interior del Congreso hidalguense, las pugnas iniciadas por el grupo que atiende intereses “universitarios”, más que los de la población a la que dice representar, hará hasta lo imposible por pasarse “por el Arco del Triunfo” éste, así como otros pactos establecidos desde el comienzo de la actual cámara, como ya hizo por ejemplo con el exhorto del presidente López Obrador para no apartar ni condicionar bolsas de recursos.

Lejos de dejar atrás intentonas, diatribas y denostaciones entre bandos, todo apunta a que las embestidas continuarán incluso con mayor poder; el desplegado publicado por legisladores fieles al patrón de la UAEH fue una desafortunada prueba más del mal manejo de crisis que permea en el recinto legislativo y que incluso ya empezó a cobrar facturas.

El relevo de Alfredo Dávalos en Comunicación Social, que por cierto fue filtrado días antes desde su propia oficina, con Martín Ortiz (exfuncionario federal), deja ver parte de la estrategia que seguiría la pandilla comandada por Ricardo Baptista, fiel a sus propios intereses y en cuya mira ya se vislumbra la competencia por varias alcaldías en 2020.

Mientras tanto, las investigaciones por parte de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público persisten y mantienen congelada la cuenta donde se presume lavado de dinero, o cuando menos inciertos usos de dineros destinados a la educación pública, que desde las empresas universitarias continúan en la opacidad.

ASISTENCIA. En las próximas horas podría acudir Gerardo Sosa a una “comparecencia” más que planchada con sus adeptos del Congreso local, para “explicar” el tema de la cuenta en Suiza; en el mismo estilo que ya lo hizo con sus aliados de San Lázaro hace algunas semanas.

      Twitter: @juanjo_herrerap