Frena Hidalgo LA FUGA DE CEREBROS

– Las nuevas empresas en distintas regiones de la entidad obligará a los talentos jóvenes a quedarse a laborar en el estado

 OPCIONES

Milton Cortés

Advirtió la geóloga Beatriz Ramírez Dorantes que Hidalgo ha frenado la fuga de cerebros con el asentamiento de nuevas empresas en distintas regiones de la entidad, lo que obligará a los talentos jóvenes a quedarse a laborar en el estado.

Señaló que a dos años de disertar una conferencia en Pachuca, relacionada con los efectos que acarrea la fuga de talentos, el estado no contaba con una amplia gama de oferta laboral para los jóvenes egresados de las universidades quienes pudieran contribuir a propiciar el repunte de las empresas, como con la que actualmente cuenta.

“En aquella ocasión contábamos con algunas cifras en las que la fuga de talentos de registraba de una forma que no convenía al estado de Hidalgo; otras entidades del país, ofrecían mayores oportunidades para los egresados de las universidades y que lamentablemente generaba la fuga de cerebros hacia otros puntos del país”.

Recordó que, de cinco egresados de universidades públicas y privadas de la entidad, con amplio potencial para imprimir en el contexto laboral, cuatro se verían obligados a emigrar a otros estados en donde la oferta laboral fuera mayor y donde tuvieran la posibilidad de obtener un mejor salario.

La fuga de cerebros es una constante en entidades en las que no es común el desarrollo empresarial, donde las oportunidades de superación son menores que en otros lados y en este caso, explicó que Hidalgo ha crecido de forma significativa en materia de inversión y como consecuencia, se ha promovido el crecimiento de la oferta de empleo.

“Las inversiones que el gobierno de Hidalgo ha anunciado desde el año anterior, para regiones como el Altiplano, así como para el Valle de Tizayuca son dos detonadores sumamente importantes para cada uno de los egresados de las universidades que tienen amplio potencial para hacerlo patente en las nuevas empresas”.

“Debemos recordar y ser conscientes que se ha avanzado mucho en Hidalgo en materia de inversión, de igual forma de las universidades egresan cada semestre jóvenes muy bien formados con capacidades muy altas para el desarrollo de su campo de estudio, con condiciones superiores al resto de la población universitaria, y si se logra que ese porcentaje sea captado y aceptado en las empresas, será mucho mayor el crecimiento en el ramo industrial”.

Una vez que Hidalgo ha comprendido que las fuentes de empleo que se abran en las empresas que se asienten en territorio local deban ser ocupadas por gente local, es momento que se ofrezcan mejores condiciones laborales en todos los sentidos, ya que eso es la base necesaria para propiciar que los jóvenes estudiantes con altas capacidades se queden sus estados a contribuir al progreso.

Concluyó que una vez que la oferta de trabajo para el talento local es vasta, será posible retener  a los aspirantes a ocupar cargos de relevancia al interior de las empresas y de esa forma ser parte de la transformación que todo estado requiere mediante la unión entre el sector empresarial y el educativo.