Gobierno incapaz,sindicato voraz

Leonardo Herrera

Es la primera vez que el gobierno municipal de la capital se encuentra semiparalizado desde hace más de 30 días por la huelga de un sindicato que se muestra intransigente, un ayuntamiento incapaz de negociar y autoridades estatales que contribuyen, pero no del todo, en la solución de un conflicto que a los pachuqueños les comienza a parecer indiferente, como la misma administración de Yolanda Tellería.
El Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Municipio (SUTSMP) había puesto contra la pared a gobiernos municipales anteriores, lo mismo de extracción priista que panista, pero nunca como ahora, tampoco con tanto tiempo de resistencia y con postura tan inflexible a sus aparentes demandas laborales justas.

Percy Espinoza, eterno dirigente del SUTSMP, se acostumbró a pedir y obtener de más en sus negociaciones en la Casa Rule y en la misma Secretaría de Gobierno, desde plazas para familiares hasta bonos económicos y otras prebendas que, dicen quienes estuvieron en esas reuniones privadas, hacían que fácilmente se levantarán de la mesa, se dieran la mano y posaran para la foto: alcalde, dirigente y en algunas ocasiones intermediarios estatales.
Esta vez no ha sido así, desde el inicio de la administración de Yolanda Tellería se vivieron momentos ríspidos, encuentros que dificultaron la relación y agresiones entre ambos que profundizaron las diferencias hasta volverlas casi personales e irreconciliables, tanto que tuvieron que pasar 20 días para que se vieran las caras y buscaran una salida al conflicto que inició el 18 de febrero; es decir, hasta hace dos semanas no se habían sentado a tratar de negociar la parte patronal y laboral.
Las cinco reuniones han fracasado hasta ahora, los planteamientos de ambos parecen no encontrar un punto medio, a la dirigencia no parece correrle prisa y mantiene su postura del 8 de aumento directo al tabulador y la presidencia pasó del 3 al 5 por ciento su ofrecimiento, pero simplemente no hay acuerdo y el aumento salarial es el punto medular o el pretexto de la organización que aglutina a mil 400 trabajadores.
Más allá de los intereses y aderezos extras a este conflicto desgastante, lo que debería preocuparle al ayuntamiento capitalino de Yolanda Tellería es que comienza a quedarse sola, hoy puede vislumbrar con mayor claridad todos los frentes que hay en su contra y cada vez suma más capitalinos en contra, que comienzan a ver la incapacidad de su gobierno ya no sólo por atender las necesidades de la población y resolver la grave problemática que tiene la ciudad, sino por frenar a un sindicato que terminará poniéndola de rodillas.
DE MI TINTERO. Ahora el tribunal Superior de Justicia es el que está en la mira, la sucesión de la presidenta Blanca Sánchez Martínez, parece resuelta y esta vez dicen ya no será ninguna concesión para ningún grupo y eso incluye al llamado Hidalgo… Se prepara una nuevo ataque con la visita del presidente el próximo fin de semana en la Huasteca, los orquestadores serán los mismo del desplegado de hace una semana; es decir, el Grupo Universidad.