Juego que tiene desquite…

Andrés Torres Aguirre

La semana laboral que inicia hoy tendrá temas más que interesantes, trascendentales, por definirse en el Poder legislativo de Hidalgo.

Luego de un acuerdo cupular y en el marco de las ríspida relación entre los legisladores del grupo universidad y el gobierno del estado, se pospuso por unos días las presentación de una iniciativa para ampliar a 5 años la vigencia de las magistraturas en el Tribunal Superior.

Apenas hace unos días en la secretaría de Gobernación se alcanzó un acuerdo nocturno para posponer esta iniciativa.

Luego, la modificación a la ley orgánica del Congreso hidalguense también está por definirse y dados los últimos acontecimientos, es de esperarse un endurecimiento en la posición de los legisladores de la mayoría fiel a Gerardo Sosa Castelán.

Ya algunos comentan que habrá cambios a modo para dejarle a Ricardo Baptista la presidencia de la junta legislativa hasta el final de la legislatura y así, olvidar cualquier acuerdo para compartir la responsabilidad con las bancadas minoritarias del PRI y del PAN.

También, en estos días se espera la reaparición de Canek Vázquez por Hidalgo y con su sola presencia se reactivaran las especulaciones sobre su eventual arribo al a dirigencia estatal de Morena.

Muy interesante será ver, qué impresión le causa al grupo universidad, que se sienten dueños no sólo del Congreso sino también de Morena, el regreso de Vázquez a la palestra local y más aún, ver qué personajes se suman a su proyecto.

Las conjeturas se van a disparar todavía más pues de un momento a otro podría haber noticias desde las Ciudad de México en torno a las investigaciones que lleva a efecto la Unidad de Inteligencia Financiera de la SHCP a las cuentas de la UAEH.

Especulaciones como la que defiende a Sosa Castelán con el argumento de que el Presidente López Obrador no lo ha mencionado en sus conferencias matutinas. Aunque en ese mismo escenario, dicen que la razón por la cual el “Peje” no habla de presidente del patronato de la UAEH se debe a que no quiere que le pregunten sobre la supuesta compra de candidaturas a Morena por 50 millones de pesos, los cuales se habrían acordado y pagado en una visita anterior al 1 de julio del 2018 en el Ceuni, municipio de Mineral de la Reforma.