Nueva fuga por el huachicol en Tlahuelilpan alcanza 10 metros

-Registraron las autoridades este hecho, en la zona donde apenas hubo una mortal explosión

-Pese a dichos del alcalde esta actividad ilícita no decrece y representa un grave problema

PELIGRO LATENTE

Ángel Hernández

Detectaron la mañana de este domingo, cuerpos de seguridad y emergencias de Tlahuelilpan, además de corporaciones federales, un nuevo derrame por toma clandestina en ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex), la fuga a presión rebasó los 10 metros de altura sobre la carretera que conecta a la localidad de Juandhó; sin embargo, no representó peligro alguno para la población.

El reporte de la emergencia fue recibido cerca de las 7:20 horas, por lo que de inmediato personal de Protección Civil y Bomberos municipales acudieron al sitio para tratar de controlar la fuga, al tiempo de dar aviso a Seguridad Física de Pemex y corporaciones federales y estatales.

A la zona arribaron elementos del Ejército Mexicano y Policía Federal, quienes acordonaron la zona. Dado que el sitio donde fue detectada la perforación al ducto se localizó en un sitio despoblado no hubo riesgos para la población, que no se acercó al lugar.

La violación en instalaciones de la petrolera y posterior fuga de combustible se produjo a poco más de dos meses de la explosión en la comunidad de San Primitivo, la cual hasta ahora cobró la vida de 135 personas como saldo oficial y a pesar del reforzamiento de la seguridad y llamados de autoridades para que pobladores no fomenten el huachicoleo y no protejan a “chupaductos”.

Apenas el pasado viernes, durante un acto público en Tula, el gobernador Omar Fayad exhortó a los habitantes de la zona suroccidente de Hidalgo a dejar el robo de hidrocarburos y a mudar su quehacer hacia actividades lícitas.

El alcalde, Juan Pedro Cruz, sostuvo que el huachicoleo disminuyó, pero se sabe que ha vuelto con mucho más fuerza tras unas semanas del estallido de San Primitivo.