Una carta muy explosiva

Balcón Político

Carlos Camacho

Desde el primero de julio pasado, Hidalgo vive una realidad política inédita, que esta semana registró uno más de sus explosivos capítulos, luego que el grupo parlamentario de Morena en el Congreso local, publicó una carta en contra del gobierno del estado, al que acusó de promover un “cerco informativo” en su contra. De inmediato las fracciones opositoras desmintieron dicho desplegado y salieron en defensa del Poder Ejecutivo.

Ya antes de la publicación de la misiva en la revista de circulación nacional Proceso, el propio coordinador de la bancada morenista y presidente de la Junta de Gobierno, Ricardo Baptista González, había manifestado su desacuerdo con el gobierno estatal, que “no entiende que vivimos una realidad distinta” a la que se acostumbraba en tiempos en que el PRI era mayoría en el Legislativo y una correa de comunicación del Ejecutivo para proponer e imponer sus decisiones hechas leyes.

Se quejaba de la actitud de algunos funcionarios del gobierno, cosa que fue explícita en la misiva pública, en la que se señaló a la secretaria de Finanzas, Jessica Blancas, de pretender frenar el flujo de recursos de la famosa bolsa de 750 millones de pesos que se repartirían, vía obras públicas, en 60 municipios de distinto color partidista.

Ahora PAN, PRI, PRD, PT y PES, acusaron a los 17 legisladores de Morena de ser afines al Grupo Universidad, para sostener que 20 diputados afines a este grupo se asignaron una bolsa de 750 millones de pesos, casi 38 millones de pesos cada diputado, orientados para obra en varios municipios, “representándoles una jugosa y significativa posibilidad de beneficiarse y compartir entre sí esos recursos”.

Niegan que haya “guerra sucia” o “cerco informativo” del Poder Ejecutivo estatal y señalaron que los diputados afines al Grupo Universidad asignaron 74 millones de pesos adicionales al Congreso, además de autorizar 298 millones a la UAEH, mientras que a las 18 universidades públicas no se les aumentó nada.

Así la guerra que, se presume, continuará y se volverá más agresiva entre uno y otro bando, lo cual en nada beneficia a la ciudadanía.