Arribo

Andrés Torres Aguirre

El reciente y sorpresivo nombramiento de Mauricio Corona Rodríguez como coordinador de asesores del Congreso, dejó ver claramente que Canek Vázquez prepara el escenario para volver a la palestra política hidalguense.

Corona Rodríguez ha sido, junto con su hermano Allan, durante mucho tiempo, un fiel colaborador de Canek Vázquez, a quien muchos analistas ven como el próximo dirigente de Morena en Hidalgo.

De ahí la especulación de que Canek Vázquez está moviendo “sus piezas” con miras a la renovación de la dirigencia estatal de Morena y, por supuesto, las elecciones municipales del año próximo.

Es sabido que Vázquez cuenta con experiencia política de alto nivel y tiene una estructura afín en Hidalgo, principalmente en la región de Tepeapulco, distrito por el cual ya fue diputado federal.

Evidentemente el presidente de la Junta Legislativa, Ricardo Baptista, y Canek Vázquez, acordaron la incorporación del “Petiso” (adjetivo con el cual se nombra a los caballos de poca alzada en América del sur) y como mejor se le conoce comúnmente a Corona, a la plantilla del Congreso; dejándonos de paso material para la reflexión de cara a los eventos electorales por venir.

La señal es muy clara, pero Canek Vázquez no se va a precipitar; su relación con el gobernador Omar Fayad, jefe político del estado, es respetuosa y fluida.

Hoy en diferente proyecto político, el gobernador Fayad y Canek Vázquez saben que la actual administración es joven y pueden suceder muchas cosas que cambien la circunstancia; no tiene sentido el enfrentamiento y menos generado por simplezas.

Desde otra perspectiva, que Vázquez mueva “sus piezas” en el ajedrez político hidalguense, es algo que ya debió detectar el presidente de la fundación universitaria, Gerardo Sosa; ¿estará de acuerdo que casi por aclamación sea Canek, y no su hermano Damián, el nuevo presidente de Morena en el estado?

 

  Twitter: @bamtorre

@vocales_radio