Nuevos tiempos

Andrés Torres

 Ya está muy cerca la revisión de las cuentas públicas correspondientes al 2018, por parte de la Auditoría Superior del Estado de Hidalgo (ASEH).
El gobierno de Hidalgo aún tiene pendiente varias observaciones del ejercicio 2017 y lo mismo la mayoría de los ayuntamientos.
Me llama la atención conocer qué van a hacer los alcaldes que durante los últimos años no sólo no solventan los gastos que tienen, sino que ya no van a dedicarse más que a preparar su salida.
Cuántos ediles van a argumentar que no cumplieron con sus promesas de campaña porque la austeridad, el cambio de gobierno, una huelga y hasta Dios se interpusieron en sus planes.
Otra pregunta que me asalta es saber si los diputados locales, llegado el momento, se atreverán a iniciar acciones en contra de los presidentes municipales incumplidos. ¿Influiría la filiación política de los munícipes?
Me dirán que obviamente nuestros legisladores locales actuarían en estricto apego a su encargo, sin privilegios o preferidos. Pues no lo creo, ni por un segundo. Es más, apostaría a que si hubiera algún alcalde “amigo” en problemas, algo inventarían para protegerse.
El ejemplo lo dieron con el ahora diputado federal con licencia, Cipriano Charrez, al que casi casi le aplaudieron cuando se vio involucrado en el incidente de tránsito de octubre pasado.
Son nuevos tiempos y la falta de congruencia campea en la política. Con base en esta condición, nada debería sorprendernos.

  Twitter: @bamtorre

@vocales_radio