Rinden frutos quejas en contra de una asfaltadora

CON CIERRE DEFINITIVO

Ángel Pacheco

Tras reiterados reportes y una manifestación por parte de trabajadores de una empresa asfaltadora, ésta finalmente será retirada de la zona de Tulancingo.

Después de varios meses que estuvo laborando a pesar de quejas de vecinos de San Alejo y sus inmediaciones y de una suspensión por parte de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Hidalgo (Semarnath), la planta asfaltadora dejó de funcionar.

Vecinos de San Alejo se dijeron complacidos por el cierre de la asfaltadora móvil, propiedad de la empresa Xicuco, pues durante semanas tuvieron que tolerar la contaminación que generaba y sufrir consecuencias.

A finales del pasado 2018, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Hidalgo suspendió las labores de la empresa, lo que derivó en una manifestación de transportistas en el área de San Alejo, pidiendo los dejaran trabajar.

La empresa propietaria de la planta enfrentó al menos un citatorio por parte de Semarnath, donde solicitó el Requerimiento de Obligaciones Ambientales, esta primera visita fue el 14 de noviembre.

Posteriormente, el 29 del mismo mes, al no responder la notificación del mencionado requerimiento, la Semarnath suspendió las actividades, hasta que los representantes legales de la empresa cumplieran con la licencia ambiental y la evaluación en materia de impacto ambiental.

Finalmente, y después de quejas reiteradas de los vecinos, la empresa fue notificada de que dejaría de laborar en la comunidad de San Alejo, perteneciente a Tulancingo, cerca de Acaxochitlán.