Viacrucis

Juan José Herrera

La novatez sorprendió al gobierno de Andrés Manuel López, quien no logró dar una orden instantánea, precisa, correcta, en su carácter de más alto mando del Ejército, para evitar la muerte de 135 personas (hasta el pasado 10 de abril), producto de la explosión de un ducto de Pemex en Tlahuelilpan.

A tres meses de la tragedia, sin precedentes para el estado de Hidalgo, apenas antier volvió a recordarse el fatídico incidente por parte del Gobierno Federal, cuyo costo de atención de emergencia, según la propia Secretaría de Gobernación, ascendió a 2 millones 355 mil pesos.

Sin embargo,poco se habla del otros costos: el ambiental y, sobre todo, el político, el de la inconformidad por parte de propios y extraños que comienzan a percibir como un error haber ofrecido el voto de confianza a quien durante más de una década persistió (y aún lo hace) en los mismos discursos y (tal pareciera) todavía no concluye su eterna campaña por la Presidencia de México.

Dicha cifra económica es resultado sólo de los primeros (y únicoshasta el momento) apoyos brindados por la federación a 157 familias de víctimas, que recibieron la cantidad de 15 mil pesotes cada una para “enfrentar” su dolor y guardar silencio.

Además de confirmarse también la compra de predios, ante la gran cantidad de fallecidos que no cupieron en los panteones locales.

López Obrador comienza a resentir (a sólo unos meses de tomar posesión) los embates generados tras las malas decisiones; Veracruz es otro ejemplo, uno muy cercano, que ya le costó este fin de semana un hashtag mundial: #AMLORenuncia, así como incontables reportajes, columnas y trascendidos en el diarismo nacional, sobre todo en la “prensa fifí” que tanto lo ataca.

¿Será el tema de la seguridad el viacrucis del presidente y de su gobierno? Por lo pronto, en unos días, regresará a Hidalgo por este mismo motivo, para inaugurar un nuevo y moderno centro de Seguridad Pública… ¿habrá (por lo menos) quién le cuestione por qué durante el inicio de su administración ya se dio igualmente el índice de violencia más cruento de los últimos sexenios? ¿Tendrá algo qué decir el presidente, más allá de sus cotidianas peroratas? ¿Le recordaremos Tlahuelilpan?

Veremos.

 

Twitter: @juanjo_herrerap