Elba Esther  y Omar Fayad, ¿los nuevos acuerdos?

Leonardo Herrera

Los mensajes de la reunión entre la lideresa moral del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, y el gobernador Omar Fayad, tienen dos claros destinatarios, al menos en Hidalgo, uno el sector educativo y la Sección XV del SNTE, y el otro no menos importante, Morena y sus aliados electorales.
Las versiones señalan que entre los asistentes hubo más que una plática para recordar anécdotas, sobre la mesa hubo varios temas, desde un análisis de la circunstancia actual, hasta posibles alianzas, el nuevo registro del partido político de la chiapaneca y el acercamiento de su nieto René Fujiwara con el secretario ejecutivo de la Política Pública, Israel Félix Soto.
Según los enterados, la misma Gordillo Morales se mostró interesada en que Félix Soto estuviera en la reunión pues habría temas de interés común y se lo hizo saber al mandatario estatal las horas previas a la comida.

Así, por el jefe político estatal, estaban además del secretario de la Política Pública, el responsable de la política interna, Simón Vargas, excolaborador cercano de la maestra, y Julio Valera Piedras, diputado local y secretario general del PRI, hombre determinante e influyente en temas de la agenda educativa, dicen algunos es quien tiene control total de la Secretaría de Educación, instituciones y universidades.
Para nadie es desconocido que el grupo de la maestra tiene la intención de recobrar el poder del magisterio, como tampoco de su alianza electoral en el pasado proceso con la coalición “Juntos Haremos Historia” de Morena, PT y PES, pues incluso integraron la lista de candidatos a diputados federales petistas.

Si bien sería precipitado hablar de acuerdos, lo que sí existe es una buena relación que en el futuro podría llegar a trabar una alianza que sirva a ambos grupos políticos y que tenga intereses locales específicos, sobre todo en el ámbito educativo, donde podrían abrirse espacios y posiciones. Ya veremos.
De mi tintero… El diputado morenista Ricardo Baptista, pieza clave para destrabar el conflicto de la crisis legislativa por la lucha de la Junta de Gobierno en septiembre pasado en el Congreso local, parece haber olvidado acuerdos concretados entre diferentes grupos políticos y el entonces subsecretario de Gobernación, Zoé Robledo… Dicen que el exalcalde de Tula está más empeñado en ser aliado del Grupo Universidad que del gobierno federal y Morena.