GRILLERÍAS

NEGOCIOS

Los grillitos saben que la competencia por la presidencia municipal de San Agustín Tlaxiaca no es un asunto menor, porque para algunos pudiera parecer una alcaldía pequeña, sin mucho peso político, pero en materia de potencial para desarrollo inmobiliario es una verdadera “mina de oro”. Resulta que hay varios proyectos para construir fraccionamientos de lujo en aquellas regiones, aprovechando la cercanía con la carretera México-Laredo, México-Pachuca y por supuesto el Arco Norte.Los proyectos significarían una gran derrama económica para el municipio y una oportunidad de cambiarle totalmente el rostro a una localidad que hasta hoy es eminentemente agrícola y comercial. De lo anterior se desprende que ser candidato y eventualmente alcalde de San Agustín Tlaxiaca podría no ser un asunto poco rentable y menos si contextualizamos la oportunidad que significaría, para una corriente política desplazada, ubicarse en ese lugar.

TRISTES

Que muy mal cayó en Mineral de la Reforma el rumor de que el próximo candidato a alcalde por el PRI sería el secretario de Turismo, Eduardo Baños. Históricamente las divisiones entre los “tricolores” han dado como resultado la pulverización de sus estructuras en aquel municipio, pero de entrada todos los líderes se manifestaron, en público o en privado, decepcionados.Lo menos que señalaron, ante el rumor, es que de confirmarse quedará claro que no hay una intención verdadera de cambio en el PRI. Mismo caso sucedió en el Comité Estatal “tricolor”, cuya dirigencia se ha mantenido muy lejos de hacer declaraciones o manifestarse a favor de alguna de las fórmulas que buscan presidir el partido a escala nacional.La visita de Ivonne Ortega y la atención, así como el tratamiento que la prensa le dio a sus declaraciones, causó molestia entre los dirigentes del partido.