Manual de la feminista x

Amira Corrales

La semana pasada, comentábamos acerca de la importancia de cambiar la perspectiva que tenemos hacia las mujeres. No sólo valemos por ser madres, o por nuestras relaciones con los hombres, sino que valemos por nosotras mismas, por ser existentes, personas, pensantes, sujetas, individuas, en concreto, por ser seres humanas. Bajo esta creencia, lo que sucede en nuestro útero, nuestras mamas, nuestro cuerpo en general, no le concierne a nadie, excepto a nosotras mismas, ya que al ser humanas, tenemos la capacidad  y mucha habilidad, para decidir sobre nuestra vida, nuestro destino y nuestro cuerpo. De ahí que la inútil discusión acerca de que el embarazo tiene más valor que nosotras mismas, es una creencia fundada completamente en el machismo, aquél que ha utilizado el cuerpo de las mujeres a su servicio, antojo y conveniencia. Así mismo, las mujeres debemos estar convencidas, si en algún momento, al vivir nuestra sexualidad, deseamos ser madres o no. La educación sexual nos enseña a que la pareja, de mutuo acuerdo, debe elegir el método anticonceptivo que más le acomode. Sin embargo, a nadie más que a ella, le concierne la decisión de que en caso de un embarazo, se continúe con él o no se lleve hasta el final, ya que el producto que se desarrolla está en su cuerpo, en su útero el cual necesita para completarse y vivir. Eso no quiere decir, que todos los embarazos se terminen antes de su término gestacional, ni que todos los bebés que nazcan sean deseados y vayan a ser amados (un requisito tan importante como el alimento para sobrevivir). Este cambio de perspectiva radica en mirar como sujeta de derecho y protección a las mujeres y no al embrión que aún no es persona. Otro requisito indispensable que cualquier mujer debe conocer, independientemente si es feminista o no y sobre todo, si va a ser madre o ha decidido serlo, es el embarazo, parto, puerperio, amamantamiento y sus procesos. A pesar de ser un contenido específico en la educación mexicana, pocas mujeres lo conocen…

 

Continuará…