Exige Derechos Humanos cerrar cárceles distritales

-Son demasiados conflictos y déficits los que acarrean en algunos centros

-Derivados de la falta de personal para atender espacios, señaló comisión

INCLUIDO HACINAMIENTO

Jocelyn Andrade

Solicitó la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo (CDHEH), a la Secretaría de Seguridad Pública, la desaparición de las cárceles distritales de Tizayuca, Zacualtipán y Atotonilco el Grande.

Lo anterior tras el déficit de custodios en el sistema penitenciario, evidenciado en el diagnóstico penitenciario 2018, pero difundido este año.

En su argumento la CDHEH señaló que dichos centros fueron creados de manera provisional para albergar a personas señaladas de haber cometido alguna infracción administrativa, no para personas de alta peligrosidad, mucho menos para reinserción social, por lo cual solicitó el cierre.

En cuanto al número de custodios que trabajan en los 16 Centros de Readaptación Social (Ceresos) del estado, el estudio arrojó que son un total de 291, quienes cuidan a una población de 4 mil 10 reclusos, por lo cual existe un custodio por cada 14 reos, lo que significa que no se cumple lo recomendado por la Organización de Naciones Unidas (ONU), que señala que al menos debe existir un custodio por cada 10 internos.

En Hidalgo prevalece un déficit de 110 custodios, según las recomendaciones de la ONU. Como en cada diagnóstico la CDHEH evidenció sobrepoblación en Ceresos, así como infraestructura deficiente y falta de médicos en siete de los 16 centros.

Respecto a las mujeres privadas de su libertad, el diagnóstico reveló que hay 20 menores que viven dentro de Ceresos, para quienes solicitó que el gobierno les brinde la atención de guarderías y educación, a efecto de vigilar el interés superior de la niñez, el cual está consagrado en la Constitución Política de México y la de Hidalgo.