MARÍA HERRERA

Cambian las necesidades en las comunidades de Atitalaquia, pero lo que permanece es el reclamo generalizado en diversas zonas de esta demarcación. Por ello es que, definitivamente, éste no es el mejor momento de la alcaldesa y dicho sea de paso ya debe empezar a ordenar todo para el proceso de entrega-recepción.