Omisos

Juan José Herrera

Apenas el pasado martes, durante reunión de sesión en el marco de la Conago, el gobernador Omar Fayad reiteró su compromiso y el de su administración por garantizar a la infancia y adolescencia de Hidalgo una vida libre de violencia.

No pasaron ni 24 horas para evidenciarse lamentables situaciones que tocan a municipios como Pachuca (que por cierto arrastra demasiados problemas), relativas a denuncias en este ámbito.

Es el propio Sistema de Protección Integral de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna) en la entidad el que da cuenta de graves omisiones, pues resulta que de nada parecen servir campañas y esfuerzos estatales cuando en la responsabilidad municipal no existe siquiera personal para atender quejas.

Casos muy particulares, donde también la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPSH) pretende contribuir con todo un protocolo de acción inmediata contra el trabajo infantil, sobre todo el que se da en los semáforos, no reciben la mínima atención, al menos no por parte de una alcaldía condenada al rotundo fracaso ante la inoperancia o falta de ganas de trabajar.

Los alegatos, según relatos al interior del Sipinna, es que no hay recursos ni gente suficiente para brindar orientación ni mucho menos atención ante este tipo de situaciones; es decir, no existe réplica por parte de la autoridad municipal, lo que deriva en la pérdida de interés de la sociedad para evidenciar abusos hacia estos sectores vulnerables; así como no hay recursos tampoco para tapar los incontables baches o mejorar condiciones de Seguridad Pública en la capital hidalguense.

Lo que sí hay es (da esa impresión) dinero para atender temas personales que sí le preocupan a la alcaldesa, como su estación de servicio o calles de su fraccionamiento por donde pasan sus lujosos vehículos y los de su familia.

 

EXHORTOS. Cuentan los que saben que algunos malentendieron, a conveniencia, palabras recientes del gobernador Fayad respecto a la situación que vive el país en materia de delincuencia, que aprovecharon para sacar de contexto y no atender el llamado manifiesto a no hacer más apología del crimen en la entidad.

 

      Twitter: @juanjo_herrerap