GRILLERÍAS

 ¿Y AHORA?

El ayuntamiento de Pachuca de plano no tiene ni pies ni cabeza. En los últimos meses es notorio el desinterés que hay por parte de la autoridad para atender a la población y ello se ve reflejado en eventos que no tienen sustento ni planificación. Sólo hacen como que trabajan. La prueba es que hace tiempo que el área del deporte permanece acéfala y las ligas deportivas, así como las instalaciones, trabajan por inercia pero no hay ningún proyecto o seguimiento. Tal es el abandono que varios regidores ya cuestionaron ante la falta de actividad en el área deportiva y, sobre todo, saber en qué se utilizan los recursos del presupuesto asignado.

 PLAGA

Desde hace varios años se extendió en buena parte del estado una plaga que afecta a diferentes especies de flora pero principalmente a las palmas. Conocido como “picudo”, una especie de escarabajo, seca estas plantas y su propagación es ya un problema en muchas localidades como los municipios de Tula, Tasquillo y otros donde el clima es apropiado para dichas especies. El problema radica en que en Tula hay varias avenidas adornadas con enormes palmas que ya fueron atacadas por la plaga y secaron los especímenes. La alcaldía tomó cartas en el asunto y ahora hay un proyecto para atender el problema sin afectar la imagen urbana, con pleno respeto a la flora.

PENA AJENA

El síndico procurador del ayuntamiento de Pachuca, Alejandro Moreno Abud, arrancó mal su campaña a la alcaldía de la capital hidalguense. El funcionario panista visitó hace unos días a varios deportistas luego de que estos participaran en un juego de futbol. Moreno pidió a algunos de sus amigos llevarlo para saludar y darles un mensaje requiriendo su respaldo al proyecto. Lo que no esperaba el síndico es que al presentarse con jugadores, uno de ellos lo dejó con la mano estirada y le dijo que era una persona desleal, frente a todo el grupo; el funcionario no supo que hacer y fue gracias a la intervención de algunos presentes que pudo “salirse por la tangente”. Más tarde, emisarios de Moreno preguntaron al molesto futbolista ¿por qué el desaire hacia su “patrón”? Como respuesta recibieron un: “ese tipo es basura”.