Insistencia de choferes en afectación por valla

COMPLICA FLUJO DE PASAJE

Luego de la interrupción del flujo vehicular sobre bulevar Rojo Gómez, tras la instalación de una reja protectora para peatones, transportistas insistieron en implementar medidas consensuadas que no afecten la actividad en torno a Centrales de Abasto y de Autobuses.

Consideraron que las autoridades están en lo correcto en el sentido de proteger al peatón, pero es necesario tomar en cuenta la opinión de comerciantes y trabajadores del volante.

“Esta es una zona 100 por ciento de flujo de personas y vehículos de las cuales depende el comercio, entonces no puedes adoptar medidas sin consultar a estos dos grupos de trabajadores”.

Señalaron que la falta de comunicación fue factor para que comerciantes y transportistas se manifestaran en contra de las medidas de Semot.

Reiteraron que fueron afectados, pues el paradero ubicado en la parte frontal de la Central de Abasto registra aglomeración de unidades y pasaje, al reducirse el espacio, consecuencia de la construcción de una nueva estación del Tuzobús.

“El paradero más cercano era en la intersección del bulevar con Valle de San Javier y ahora lo recorrieron, ese movimiento afecta directamente a los asistentes”.

Argumentaron que respaldarán el movimiento gestado el pasado jueves en torno a este centro de abasto, además de advertir que siempre se buscará el bienestar de la gente que desempeña diversas actividades en inmediaciones de la Central de Abasto y de la propia Central de Autobuses. (Milton Cortés)