Destino de productores está en manos de compradores

MOTIVOS PATRIOS Piezas de origen asiático afectan severamente a fabricantes y artesanos hidalguenses; únicamente quienes adquieren algo pueden cambiar el escenario  

Milton Cortés 

La amenaza que representa la mercancía que ingresa a México de manera ilegal, desde países asiáticos, mantiene “en jaque” a algunos fabricantes de artículos para las festividades patrias; la idea es que estas piezas sean de elaboración 100 por ciento mexicana y de buena calidad.

Entrevistado por La Crónica de Hoy en Hidalgo, Marcos Basurto Hernández, fabricante de motivos patrios indicó que cada año se complica más la venta de este tipo de artículos que se ofrecen en los 84 municipios de la entidad.

«La situación que atravesamos los fabricantes de este tipo de motivos radica en que cada vez tenemos más problemas para la distribución  porque muchos de los vendedores adquieren los mismos artículos casi a mitad de precio de lo que pueden adquirirlos con quienes somos fabricantes artesanos».

Ejemplificó que la fabricación de una bandera tricolor conlleva un estimado de 40 pesos, para ser ofrecida en 80; sin embargo, en el comercio informal puede obtenerse sólo en 10 pesos «pero de pésima calidad».

«La cercanía que tenemos con el centro del país donde desafortunadamente se gestan una infinidad de situaciones negativas para el comercio y donde se mantiene la amenaza para los fabricantes y artesanos hidalguenses que nos enfrentamos a situaciones desiguales de comercio y es ahí donde nosotros perdemos ganancias».

Aunado a lo anterior, el fabricante mencionó que no únicamente se afecta a los emprendedores locales también a los locatarios que comúnmente hacen negocio con aquellos que trabajan de manera correcta ese tipo productos.

Estimó que las pérdidas para las ventas de temporada son sumamente amplias ya que afectan a decenas de familias de fabricantes que dejan de contar con ingresos suficientes ante la presencia de los artículos chinos.

«La pérdida monetaria es demasiada para nosotros en septiembre, lo mismo pasa en noviembre, diciembre, el 14 de febrero; tenemos encima al comercio informal asiático que ha inundado todo el mercado nacional y es hasta hoy uno de los problemas más grandes para los fabricantes y artesanos en Hidalgo».

Recordó que desde 2015 las afectaciones en el aspecto económico de elaboración han ido dañando de manera más profunda a los fabricantes y atribuyó también a que la población es la que contribuye a que la actividad de fabricante se encuentra en problemas.

«Las ventas de este tipo de productos ya no son como antes, el avance de tecnología también pega fuerte a las ventas, ya no es común que te compren una matraca, un silbato, una corneta, un trompo u otros artículos de estas características por eso esta industria se encuentra amenazada y va a ser muy complejo salir de este bache».

Consideró que un vendedor que ofrece sus productos desde los primeros días de septiembre en la vía pública obtiene un promedio de 200 a 300 pesos de ganancias por día,  monto con el que apenas y alcanzan a pagar los artículos fabricados.

«La gente tiene la última palabra para desmembrar y desmantelar esta amenaza: cuando se dejen de solicitar y de comprar artículos baratos en el mercado ambulante, la situación se liberará en favor de nosotros pero sólo cuando eso pase, de lo contrario el contexto para nosotros seguirá siendo poco alentador».

Consideró que para la presente semana también es importante que las autoridades tributarias mejoren los filtros de supervisión en los accesos carreteros a Hidalgo, con la finalidad de que no se distribuyan estos productos a los municipios de la entidad previo a las celebraciones patrias.

«Anticipamos nuestros intereses a las amenazas comerciales que enfrentamos, apoyemos al comercio y el artesano local que es el que verdaderamente promueve las creaciones del artista  local y aporta a mejorar el aspecto económico de cientos de familias».