Todos hijos o todos entenados

Andrés Torres Aguirre

Hoy darán inicio las comparecencias de los secretarios que integran el gabinete del gobernador Omar Fayad.

En el marco de la glosa del tercer informe del mandatario hidalguense, estas comparecencias cambiaron su formato por iniciativa de los diputados locales para, dicen, hacer de dichas presentaciones verdaderos ejercicios de transparencia y rendición de cuentas.

La modificación fue bien recibida, ya que por lo menos en los últimos años estas presentaciones se convirtieron en pasarelas donde los diputados simulaban interés por los temas y los secretarios contestaban lo que querían.

En muchas ocasiones los diputados asistentes a las comisiones en cuestión recibían un paquete informativo con los principales temas y hasta una lista de preguntas sugeridas.

En este sentido, creo que será muy sano que los diputados locales se preparen, conozcan los temas y puedan de verdad participar en las comparecencias con preguntas bien planteadas para obtener información que muestre si de verdad se cumplen los objetivos trazados para cada secretaría.

También espero que estas comparecencias sean ejercicios éticos para conocer los detalles de la actuación anual de cada dependencia y no ataques lanzados por encargo del amo de los “dipuporros”, Gerardo Sosa.

Los secretarios deben ser requeridos, cuestionados a fondo, exigidos para responder clara y convincentemente, pero en el marco del respeto entre dos Poderes porque de no ser así, simplemente no se entendería por qué los diputados no dan a sus informes anuales un escenario igual donde sean cuestionados sobre los resultados de su trabajo y siguen simulando con parodias informativas como las que hasta hoy hicieron.

No podemos adelantar qué ánimo habrá durante las comparecencias, pero evidentemente hay un plan detrás de la iniciativa para que unos secretarios vayan ante el pleno y otros sólo se presenten en la comisión correspondiente.

El año pasado los “dipuporros” hicieron de las comparecencias, teatro con drama y comedia. Finalmente sólo hubo señalamientos, victimización, pero nadie supo si en ese contexto los hidalguenses ganamos algo. Los medios consignaron las magistrales actuaciones de los legisladores pero ¿sirvió de algo? Quizás su amo les dedicó una palabras de aliento, pero al estado no le dejaron nada.

El nuevo formato promete abrir las comparecencias para obtener más información útil de cada dependencia, pero el riesgo de que esta iniciativa dé paso a la presentación de un circo está latente.

 

  Twitter: @bamtorre

@vocales_radio