Preocupante la invasión con ropa usada, dice comercio establecido

-Significa posible baja en ventas para quienes sí pagan sus impuestos, aseveraron

-Así como un riesgo en materia de salud para personas que compran estas prendas

DESDE LOS EU

Milton Cortés

Buscarán distribuidores y productores hidalguenses que el presente año la llamada ropa de paca no inunde el mercado local.

Marcos Manuel Nájera Barrientos, explicó que tanto para el productor como para el distribuidor de ropa resulta complicado competir ante la entrada al estado de cientos de toneladas de ropa procedentes de Estados Unidos cada fin de año, situación que genera preocupación entre quienes dependen del comercio formal.

“Esta situación es semejante a la entrada de piratería y fayuca, las afectaciones económicas para nosotros son considerables pues el último mes del año debería representar el más provechoso en cuanto a ventas, pero no puede ser de esta forma ante la cantidad de prendas usadas que ingresan”.

Señaló que es común que tanto tianguis y locales comerciales expendan este tipo de ropa, cuyos comerciantes no pagan impuesto alguno y adquieren prendas de segunda mano a precios bajos.

“La gente debe tomar en cuenta que comprar ropa usada no representa un ahorro a su economía, la ropa que ingresa al país procedente de la Unión Americana no garantiza que llegue con los mínimos parámetros de salubridad y es ahí en donde comprar barato en lo subsecuente les saldrá más caro”.

Indicó que en todas las colonias de la capital hidalguense existe por lo menos un establecimiento informal donde se vende este tipo de ropa, sin que las autoridades ejecuten alguna acción en contra.

“Esa forma de vender ropa también es informalidad, tampoco contribuye a la economía local y lo que pretendemos es que se evite a toda costa que para estos últimos meses del año veamos las colonias de la ciudad inundadas con ropa americana”, sentenció.