En la mira quienes desvíen recursos

-Insiste Omar Fayd en que aquellos funcionarios o servidores públicos que desvíen recursos para beneficiarse o quienes cometan actos de corrupción serán sancionados y removidos del cargo

SIN TITUBEOS

Rosa Gabriela Porter

p5-nota-de-apoyoReiteró el gobernador, Omar Fayad Meneses, que aquellos funcionarios o servidores públicos que desvíen recursos para beneficiarse o quienes cometan actos de corrupción, serán sancionados y removidos del cargo.

A propósito de los cambios en el Registro Público de la Propiedad, el mandatario lamentó algunos señalamientos contra titulares de ciertas dependencias u organismos descentralizados, principalmente por efectuar acciones ilegales.

“Sí habrá sanciones en caso de que detectemos desvío de recursos, ya hicimos un cambio en el Registro Público, la gente dice que ahí se cometían actos de corrupción, vamos a ver si hay pruebas de eso, y si las hay, caiga quien caiga; pero además hay que modernizarlo, es increíble que topemos los expedientes en el piso, debe ser una institución moderna”.

El secretario de Gobierno, Simón Vargas Aguilar, designó a Juan Manuel Hinojosa Zamora, como director general del Registro Público de la Propiedad.

Además de las permutas en el Registro Público de la Propiedad, agregó, valoran cada una de las áreas en el gobierno para descartar cualquier acto irregular y eventualmente diseñar un sistema anticorrupción local que abone a la transparencia.

“El primer paso fue la desaparición de la Secretaría de Planeación y Desarrollo Metropolitano, redireccionamiento en la administración, tenemos que concluir un sistema que permita que la gente nos controle, que sepa cómo y dónde se gasta, que conozcan los concursos y evitar los moches, eso le molesta a la gente, que la corrupción también los retrasa en sus trámites”.

En otro tema, el gobernador anunció que en próximas semanas presentará las condiciones actuales de la entidad en materia financiera, indicadores sociales, administrativa y situación de pobreza, el objetivo es presentar a los hidalguenses las cifras reales para contrastarlas al final de su gestión.