Nosotros los progres

Gabriel Pérez

Gabriel PerezNosotros los progres somos, ante todo, tolerantes. Así es, es una de nuestras características. Porque tolerar ideas, formas de vida y de entender el universo distintas a las que consideramos acertadas, es parte fundamental del ser progresista.

Por supuesto, nosotros los progres creemos tener la razón. Como alguna vez me dijo mi hijo, progre desde chiquito: “Papá, yo sé que hay algunas personas que creen en Dios y está bien, ¿no? Pero los que sabemos que no existe tenemos razón”.

Eso, le dije, no quiere decir que quienes creen que Dios existe estén mal o sean inferiores, hijo. De hecho, son muy afortunados porque tienen algo tan fuerte como la fe para ayudarlos a superar momentos difíciles. Callado, mi hijo asintió.

Así somos los progres.

Respetamos aquellos que no piensan como nosotros. No nos escandalizamos ante las demostraciones excéntricas de pensamiento distinto al nuestro.

Lo mismo si un individuo cree que construir una barda es una política pública inteligente o si una señora piensa que la familia sólo puede ser la conformada por mamá, papá e hijos.

Nosotros respetamos, no descalificamos ni insultamos o nos burlamos de sus ideas.

Las confrontamos, sí, con argumentos.

Es impensable imaginar a un progre descalificando o burlándose de alguien porque dice lo que piensa, así eso que dice va en contra de la lógica y la razón.

¿Porque somos tolerantes? Porque respetamos la existencia de las diferencias. Así como valoramos a quienes tienen preferencias sexuales distintas a las nuestras, respetamos a quienes piensan que los homosexuales lo son porque padecen alguna enfermedad.

Nosotros los progres creemos que tienen el mismo derecho a manifestarse unos cuantos que creen que el presidente es el origen de todos nuestros problemas y quienes lo combaten con la Biblia en la mano.

Aunque no tengan razón.

 

Twitter: @gaboperez