Pachuca, espada desenvainada

Alberto Witvrun

 

Alberto WitvrunLas cifras que sobre despidos proporciona la presidenta municipal de Pachuca, Yolanda Tellería Beltrán, no obedecen a la realidad planteada por los trabajadores que tenían entre 10 y 15 años de servicio en el ayuntamiento capitalino, porque acusan que son injustificados y no son 60 a quienes corrieron, la cifra rebasa el centenar de empleados, que no funcionarios.

No hay argumento y los afectados sostienen que no es cierto que se nieguen a tener mayor carga de trabajo o que estén renunciando voluntariamente, además de que las “liquidaciones” que les quiere dar la administración panista no se ajustan a lo que establece la Ley Federal del Trabajo, porque éstas van de los 10 a 12 mil pesos, por lo que muchos se preparan parademandar a la autoridad municipal.

A quien identifican como militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI) lo despiden sin importar experiencia y eficiencia en en su desempeño, hay áreas donde sin más todo el personal ha sido cesado, no con el fin de adelgazar el aparto burocrático sino para pagar favores electorales, afirman quienes se han negado a aceptar las magras liquidaciones.

Consideran que lo grave es que además de quitarles el empleo en una etapa difícil, donde escasean las oportunidades, no les den una liquidación conforme lo establece la ley cuando son los primeros obligados a respetarla porque protestaron cumplirla y hacerla cumplir, insistiendo en que la cifras de despidos en el ayuntamiento capitalino son mayores a las que afirma la alcaldesa.

La espada desenvainada con lo que llegaron varios funcionarios al correr a trabajadores con hasta 15 años de servicio no favorece a la imagen de Tellería Beltrán, que en principio tieneuna tarea poco complicada porque sucede a la pésima administración de Eleazar García Sánchez, severamente cuestionada por una alta percepción de corrupción.

 

Twitter: @Tlacuacherias