Acusa López supuesto saqueo de la alcaldía por su antecesor

 

-Señaló que no concibe cómo pudieron rapiñar tanto en el ayuntamiento

-Dejaron unidades inservibles e incluso quitaron componentes de computadoras

PÉSIMA ADMINISTRACIÓN

 

Ángel Hernández

p9-saqueadoEn entrevista el alcalde Raúl López Ramírez acusó a la administración de su antecesor, Edgar Reyes Martínez, por dejar la alcaldía en ruinas y totalmente saqueada.

Mostró su incredulidad sobre cómo pudo haber personas que pudieran hacer tal “pillaje” durante la gestión 2012 a 2016, pues atentaron, más que contra un gobierno entrante, contra el pueblo de Atotonilco.

Reveló que aparte de una deuda de 28 millones de pesos con Comisión Federal de Electricidad (CFE), por concepto de suministro de energía a pozos de agua, además de alumbrado público, y otra más de 5 millones por laudos a extrabajadores de la alcaldía, cuando pudieron tomar posesión de los bienes de la alcaldía se encontraron con varios faltantes y muchas cosas inservibles.

“Nos dejaron carros desbalijados, unidades inservibles, que en lugar de tener aceite tenían tierra, les quitaron piezas a las computadoras, las memorias principales de arranque, de verdad que no concibo cómo esas personas pudieron estar de servidores públicos”.

Sostuvo que precisamente por tanta anomalía que dejó el gobierno de Edgar Reyes tras de sí, tuvieron que trabajar a marchas forzadas para optimizar todo de nuevo y eso significó retrasos; “los camiones de basura estaban inservibles y tardamos 10 días en componerlos. Eso significó que tuviéramos acumulación de basura en las calles durante ese periodo”.

De igual manera afirmó que los dejaron sin actas de nacimiento en la Dirección de Registro del Estado Familiar, lo que conllevó a que prácticamente esa área de la alcaldía estuviera parada durante los 15 primeros días de gobierno.

El edil refirió que la manera de actuar de los funcionarios del antiguo gobierno fue con dolo, y advirtió que se iniciarán los procesos legales conducentes.