Acusa Soto un desfalco a la alcaldía de Huasca

 

-Indicó que comprobaron autoridades pasadas supuestas obras; sin embargo, no las realizaron ni cumplieron normas establecidas por el INAH, además dejaron varios adeudos

ESPERA DICTÁMENES

 

Alberto Quintana

p4-huacaConfirmaron desfalcos al interior del ayuntamiento de Huasca por más de 4 millones de pesos, relativos a obras que supuestamente fueron ejecutadas y que físicamente no se perciben, expuso el alcalde, Marcelo Soto Fernández.

Será la Auditoría Superior del Estado de Hidalgo (ASEH) la que determine qué medidas debe aplicar; en las minutas establecidas de entrega-recepción se dejaron claras varias observaciones.

Es decir que no cumplen justificaciones con relación a los gastos ejercidos como son la rehabilitación de la iglesia por un monto de 2 millones de pesos, que resultó un fraude por parte de la  exalcaldesa, Blanca Juárez.

La remodelación de dicha infraestructura comprendía la impermeabilización con material especial, ya que es un edificio histórico y patrimonio de la población y del municipio.

Sin embargo, los trabajos no aplicaron técnicas y materiales requeridos por parte del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), por lo cual ya inspeccionó el lugar.

Los estudios se reflejan en el dictamen, de acuerdo con las reglas establecidas, con los trabajos que realicen en edificios históricos y con autorización del organismo federal.

Al raspar el techado de la iglesia se generó una grieta en la infraestructura, por tanto las pasadas autoridades municipales sólo simularon esos trabajos y justificaron los gastos.

Soto Fernández destacó que otros 2 millones de pesos registrados fueron en obras donde no se justificó la aplicación del recurso, por lo cual serán la propia Contraloría del estado y la ASEH las que dictaminen este asunto.

Además dejaron maquinaria y vehículos inservibles, por el descuido que se presentó en los últimos 15 días y con diversos problemas financieros del ayuntamiento.

Como son deudas por energía eléctrica por más de 400 mil pesos que se pagaron de forma oportuna a la Comisión Federal de Electricidad y el impuesto del ISR de 280 mil pesos.