Merequetengue en renovación para la mesa directiva en Tula  

 

 – Para restablecer la paz social fue necesaria la intervención de la fuerza pública

– Momento más álgido fue al dar paso a votación para elegir nuevo líder del tianguis

CENTRAL DE ABASTO

 

Ángel  Hernández

p11-dirigenteCon empujones y amenazas entre comerciantes del tianguis municipal de Tula de Allende culminó la asamblea con fines de renovación de la mesa directiva de la Central de Abasto, convocada la mañana de ayer por su actual dirigente, Martha Alicia Martínez Olguín, quien de esta manera extendió su gestión por unos días más.

Tan caldeados estuvieron los ánimos por el cambio de dirigencia que para restablecer la paz social fue necesaria la intervención de la fuerza pública, que arribó al lugar con un despliegue de al menos 20 uniformados de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

El proceso reventó al momento que se quiso dar paso a la votación para elegir al nuevo líder del tianguis, pues el comerciante Abraham Ballinas opinó que una de las tres propuestas para encabezar la nueva mesa directiva debía de ser Martínez Olguín a lo que un grupo numeroso se opuso.

Los opositores a la hasta ahora lideresa piden que la secretaria explique el destino de más de 10 millones de pesos, que según acusan ha generado el tianguis por concepto de administración de los baños y estacionamiento públicos ubicados en la plaza.

Además de que exigen que esclarezca el destino de los 250 mil pesos que presuntamente le robaron de la carnicería de la multicitada, “sobre todo que diga el motivo por el  que no denunció el hurto ante las autoridades judiciales ni le dio seguimiento al caso”.

Así, la votación no se llevó a cabo ni se puso fecha tentativa para reanudarla.