Controla policía conato de motín en el Cereso de Tula

-Acudió el titular de la SSPH, quien reportó saldo blanco

-Protestaban internos por malos tratos y falta de comida

SIN LESIONADOS

Ángel Hernández

pag-08-cereso-2Reportó saldo blanco la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo (SSPH), luego del intento de motín por parte de internos del Centro de Reinserción Social Tula (Cereso) ocurrido la noche del pasado viernes.

Aun así, para controlar la revuelta fue necesaria la intervención de un numeroso grupo de policías estatales al mando del titular de la SSPH, Mauricio Delmar Saavedra, quien estuvo acompañado por la responsable de reclusorios en la entidad, Laura Talamontes García.

Tras al menos tres horas de disturbios al interior del penal, finalmente los reclusos fueron controlados; sin embargo, aunque no fue necesaria su intervención, en todo momento afuera de las instalaciones del Cereso Tula se mantuvieron montando guardia más de 100 policías estatales.

Los disturbios incluyeron quema de colchonetas y objetos personales, destrucción parcial de algunas celdas del área de máxima seguridad, sitio donde 11 reclusos comenzaron la insurrección.

El conato de motín fue encabezado por los mismos 11 internos, quienes presuntamente estaban castigados y sin suficiente comida, por lo que demandaron más alimentos y respeto a sus derechos humanos.

Alrededor de las 22 horas, fuera del centro penitenciario, se apersonaron familiares de reclusos, quienes de manera pacífica pero insistente exigieron conocer el estado de salud de sus consanguíneos; se les aseguró que estaban bien y que su integridad no fue vulnerada.

Con todo y ello, para mayor tranquilidad, uno a uno a los familiares de los presos se les permitió el acceso a las instalaciones del Cereso, para que fueran ellos mismos quienes se cercioraran del estado de salud de sus familiares.