Impulsa PRI desahogo de militancia para renovación

 

-Afirmó secretaria general que hay disposición a escuchar todas las quejas

-Lo cual sirve para que tricolores den a conocer sentimientos incluso negativos

PREPARA CAMBIOS

 

Rosa Gabriela Porter

p4-priEtapa de concilio y desahogo en estructuras de los 55 Comités Directivos Municipales “tricolores” que celebrarán proceso de renovación en próximos meses, de acuerdo con la secretaria general de la dirigencia estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Emilse Miranda Munive, prevalece un trabajo arduo de diálogo para efectuar los cambios pendientes.

Descartó la posibilidad de solicitar prórrogas al Comité Ejecutivo Nacional (CEN) priista para aplazar la renovación de dirigencias municipales, las cuales tienen presidentes y secretarios generales provisionales o bien extendieron su periodo estatutario.

“Hasta ahora lo que se ha previsto es trabajar en la convocatoria, como mencionó el presidente, Alberto Meléndez, para emitirla a finales de este mes, claro con la previa sanción del CEN, en octubre también tenemos el vencimiento de Consejos Político-Municipales y estaremos trabajando en ello, hasta ahora son las instrucciones”.

Enfatizó que el objetivo inmediato es efectuar este proceso desfasado, para entonces iniciar la fase de renovación en seccionales pendientes y luego en el Consejo Político Estatal, por tanto continúan reuniones en municipios.

En cuanto a impulsar planillas de unidad en cada demarcación, señaló que dependerá de lo que decidan en cada comité, pues existe apertura de la dirigencia para escuchar todas las propuestas.

“Han sido reuniones de mucha apertura, donde el presidente abre el diálogo; por ejemplo, en Mineral de la Reforma que fue una reunión muy prolongada de casi cuatro horas, no vamos con el tiempo limitado, vamos con apertura y disposición para asumir comentarios”.

Reconoció que estos cónclaves “tricolores” también sirven para descargar emociones provocadas por la misma efervescencia política.

“A veces entre ellos sirve de desahogo, señalamientos directos entre propios actores políticos y que se dejan fluir, tal cual la reunión, nada preparado, nada inducido, porque esto nos ayuda de alguna manera al desahogo de sentimientos y pasión que genera la política”.