Negro el panorama en refinería de Tula

 

-Cada vez es menor el trabajo y Pemex ya no subcontrata, indicaron afectados por situación

BUSCAN SOLUCIONES

 

Ángel Hernández

p8-refineriaTrabajadores transitorios y de compañías que laboran para la refinería Miguel Hidalgo, en Tula, describieron el difícil panorama que vive la exparaestatal, todo ello según señalaron, por la falta de solvencia económica que padece el denominado tren de refinamiento.

Manifestaron que la situación tan precaria no es del todo nueva, ya que desde que inició el sexenio de Enrique Peña Nieto los recortes presupuestales y de personal son constantes, a tal grado de que algunos obreros con planta ahora tienen que cubrir vacaciones y permisos de otros, “pero empleo en forma no tienen”.

Para los empleados transitorios o de compañías la situación no es diferente, y de hecho según dicen es peor, ya que se pasan semanas e incluso meses sin laborar y por ende sin generar recursos para sus familias.

Algunos entrevistados precisaron que a diario acuden a las puertas de la refinería con la esperanza de obtener algún “trabajito”, aunque sea por unos días, pero que siempre les dicen lo mismo, que no hay presupuesto para contratación.

A este negro panorama, describieron, se suma el despido reciente de al menos 500 trabajadores de planta, además de que las compañías que subcontrata Pemex para reparaciones o mantenimiento de las plantas ya no dan empleos, porque a ellas tampoco les asignan labores.

Por si fuera poco, se quejaron los trabajadores, el poco empleo que hay es mal pagado. Sin embargo, los buscadores dicen que hay que enfrentar la situación y que hay que acudir diariamente en horarios de ocho de la mañana a cuatro de la tarde.