¿Quién pompó?

Andrés Torres Aguirre

Andres Torres AguirreCon menos de un mes en operaciones, la actual administración estatal está, por decirlo de alguna forma “sorprendida” por las irregularidades en materia financiera que brotan de cada departamento o área de la estructura oficial en la que toma control.

De entrada, el llamado proceso de entrega-recepción que anunciaron de manera conjunta Francisco Olvera y Omar Fayad días después de la elección del 5 de junio, queda ahora claro, fue sólo un mensaje de buena voluntad que cubrió más protocolos que asuntos torales de fiscalización.

Las revisiones a la administración de la pasada LXII Legislatura son un pequeño ejemplo de la “desaparición” de recursos que o bien fueron empleados para otro fin o por no aplicarse en tiempo y forma no alcanzaron para su propósito original.

Solamente a los medios a de información que establecieron convenios publicitarios con el Congreso, coordinado por el exdiputado Ernesto Gil Elorduy,  todavía les adeudan pagos desde enero.

Donde los exdiputados no descuidaron el tema presupuestal fue durante una reunión en la que el tema fue la intención de llevarse un bono por su labor de tres años.

En dicha reunión, comentan varios de los asistentes, supuestamente las legisladoras Mabel Gutiérrez y Rocío Tello narraron los beneficios que les dieron al finalizar sus anteriores experiencias legislativas; dinero en efectivo, concesiones de taxis por ejemplo. El priista Héctor Pedraza dijo que en su caso le dieron una casa.

Las fuentes de la pasada Legislatura aseguran que a pesar de que “había en caja” 10 millones de pesos no se autorizó ningún pago de marcha, hoy nadie sabe dónde están esos millones.

La semana pasada, en un recorrido por la Secretaría de Educación Pública, el propio gobernador Omar Fayad reconoció que recibe muchos comentarios sobre “la mala fama” que tenía la Subsecretaría de Finanzas de la dependencia y pidió a todos los trabajadores denunciar ante las autoridades. En entrevista Fayad reconoció que la contralora de la SEPH lo detuvo un momento durante su visita y le dijo “yo traigo esto” a lo que él le respondió: “procedan conforme a derecho, repórtenlo ante las áreas correspondientes, yo no voy a enjuiciar a nadie, pero creo que la auditoría y contraloría nos podrán decir si se subsanó todo eso que dicen que anda volando”.

El otro ejemplo que ya es muy publicitado sobre la “desaparición de recursos” es Radio y Televisión de Hidalgo, donde ya se han tomado acciones y la investigación misma va mucho más adelantada.

En su discurso de toma de protesta, el mandatario hidalguense aseveró que no permitiría actos de corrupción; sin embargo, las “sorpresas financieras no terminan”, tal vez sean sólo un tema de comprobación, pero si no hay prontas aclaraciones o, peor aún, surgen nuevos faltantes (se me ocurren unos mil millones en Salud) el tema dejará de ser financiero para convertirse en político-electoral y los efectos negativos caerán sobre el PRI y sus candidatos en 2018.

 

EXTRAVÍOS. Fin de semana de fiesta en Pachuca con el bautizo de uno de los hijos del empresario Ernesto del Blanco y su nuevo compadre, Francisco Olvera Ruiz.

 

  Twitter: @Bamtorre

@vocales_radio