“Cero tolerancia”

Carlos Camacho

Carlos Camacho Está en manos de la Auditoría Superior del Estado de Hidalgo (ASEH) demostrar que las presuntas irregularidades detectadas en diversas áreas del gobierno estatal sean reales, para que entonces la promesa del gobernador Omar Fayad Meneses, de “cero tolerancia a la corrupción”, tenga sentido, se concrete en hechos y denuncias y no sólo quede plasmada como mero lance mediático.

De nueve diarios impresos que circulan en la entidad, seis dieron cuenta de las declaraciones de Fayad Meneses sobre presuntas irregularidades en la Secretaría de Educación Pública (SEPH), en el Sistema de Radio y Televisión de Hidalgo (SRTVH) y en la Secretaría de Salud de Hidalgo (SSH).

También se ha referido a supuestas irregularidades en la entrega de 27 patentes de Notarías Públicas, que se someterán a revisión y podrían ser canceladas, pues uno de los principales argumentos es que no se emitió convocatoria alguna, por lo que su antecesor, Francisco Olvera Ruiz, habría actuado al margen de la ley, pues es el único facultado para otorgar o retirar las patentes.

Desde el inicio de su administración, el pasado 5 de septiembre, Omar Fayad ha dado muestra de querer hacer un gobierno distinto, cercano a la gente, con una intensa promoción de la cultura de la denuncia, para concretar su política de “tolerancia cero” a la corrupción, en las áreas de gobierno.

Incluso ya ha hablado del uso de la tecnología para contar con un mecanismo de fácil acceso a la ciudadanía, para que denuncie cualquier irregularidad que detecte en las funciones de algún servidor público.

Con estas acciones poco a poco se van conociendo denuncias contra exfuncionarios del gobierno estatal, que habrían incurrido en actos de corrupción, particularmente surgen de aquellas personas que se han visto afectadas con los ajustes y recortes de personal.

Un caso reciente es el de una de las áreas dependientes de la Coordinación Jurídica, en la que un empleado que perdió su empleo hizo llegar al despacho de Omar Fayad una serie de denuncias contra sus exjefes.

Así que tela hay mucha, falta ver si se va a cortar o no.

 

[email protected]