Hasta sus últimas consecuencias

Andrés Torres Aguirre

Andres Torres AguirreHasta ahora, la directriz que el gobernador hidalguense, Omar Fayad,  dicta en sus declaraciones, difundidas por los medios de comunicación, indica que no hay la menor intención de tolerar excesos o faltantes en las cuentas públicas, lo cual es un aliciente para la opinión pública, pero también significa que lo que su equipo encontró al tomar las riendas del gobierno estatal es mucho «peor» de lo que esperaban.

El rompimiento que existió entre Olveristas y Osoristas durante la mayor parte del sexenio pasado podría tener así, una reedición con el argumento de que la anterior administración fue poco clara aunque su lema era la transparencia.

La Subsecretaría de Finanzas de la Secretaría de Educación ya fue motivo de polémica durante el recorrido de hace unos días, ahora suman a la lista, la posibilidad de revocar la asignación de notarías públicas por incumplimiento a la normativa pues ya hay dos denuncias formales al respecto y ni qué decir de la demoledora declaración del jefe del Ejecutivo estatal en torno a que no habrá ni un centímetro más del Tuzobús, proyecto insignia del sexenio encabezado por Paco Olvera.

Quizás no sea la intención de la nueva administración iniciar una guerra con el pasado, pero esta ola de denuncias no formales «dan líneas» a la prensa para presentar irregularidades en la pasada administración.

¿Será una estrategia politico-electoral presentar a la administración Olverista como poco escrupulosa en materia financiera? Si es así, ¿Hasta qué punto plantean llevar esta iniciativa? ¿Habrá exfuncionarios públicos encarcelados o sancionados al comprobarse desfalcos o abusos?

Si la intención no es esa, el revuelo generado por tantas denuncias, lesiona hasta la médula al priismo y a la élite política hidalguense acostumbrada a la impunidad, pero también a la complicidad del silencio. En un contexto como el de Hidalgo donde todo depende, directa o indirectamente del gobierno, cambiar puede ser la mejor intención pero las inercias buscarán prevalecer porque hay generaciones enteras que simplemente no conocen otra forma de ganarse la vida. No conciben un sistema sin privilegios.

Los partidos opositores, principalmente Acción Nacional se frotan las manos porque ven en las acciones del nuevo mandatario estatal su mejor herramienta para desarticular la estructura priista bajo el mismo concepto de la campaña electoral pasada «tomar lo que les regalan» porque son los tricolores los que se atacan entre sí.

Hay muchas dudas aún sobre el estado financiero que guarda la entidad, si no hay una declaración clara y extensa sobre el tema, rumores como los faltantes millonarios en las Secretarías de Salud, Seguridad Pública y Educación o el mal uso del pago que hizo Pemex a la entidad para recuperar el gasto por la compra de terrenos a utilizarse en la mail lograda refinería, crecerán y quedarán como Verdad.

 

Twitter: @bamtorre

@vocales_radio