GRILLERÍAS

 

QUEJAS

GrilleríasComprobaron los grillitos que hay cuatro denuncias formales iniciadas, además de tres amparos, en contra de la asignación de notarías en la entidad, hechos radicados en el Juzgado IV del Distrito I. Entre los denunciantes figuran los nombres de Patricia García Prado y Julio Gálvez. Este último impugnó todos los procedimientos de asignación a través del expediente 1074-2016. Las quejas fueron presentadas por inconformidades hacia los procedimientos de otorgamiento de patentes ante la inconstitucionalidad de diversos artículos (un aproximado de 15) de la Ley de Notariado del Estado de Hidalgo. El quejoso, según explicaron los grillitos, se dijo vulnerado en el derecho de igualdad; en pocas palabras, el gobierno anterior violentó derechos humanos al otorgar dichas patentes a funcionarios públicos en un evidente conflicto de intereses. Otro de los amparos fue promovido por el propio gobierno de Francisco Olvera; sin embargo, no hay acceso al mismo para conocer los detalles.

 

EN LA ALTA

 

Por cierto que muy bien se cumple siempre ese adagio de “qué pequeño es el mundo”, pues los grillitos aventureros en la Ciudad de México comprobaron el pasado fin de semana que el exgobernador Francisco Olvera, así como su esposa, ya se dejan ver en eventos y actos de la socialité. Por lo pronto acudieron, el pasado sábado, a un concierto de ópera con motivo del aniversario de un famoso diario nacional en el Palacio de Bellas Artes; sin embargo, para muchos ojos pasaron desapercibidos, no así para quienes siempre están “en el ajo”.

 

TRÁFICO

 

Comentaron los grillitos que hay que estar muy pero muy pendientes de los resultados de las investigaciones en curso respecto al tema de la venta de plazas que detectó y confirmó la Secretaría de Educación Pública en Hidalgo, pues desde que su titular, Sayonara Vargas, reconoció este problema generó escozores que ya alcanzan incluso hasta a la Sección XV del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, pues puede decirse que de ahí mismo salían varios acuerdos y algunas órdenes para tales “negociaciones”; el problema ahora es que mucha gente pagó y nomás no recibió nada.