Azul por fuera y tricolor por dentro

Andrés Torres Aguirre

Andres Torres AguirreSeguramente, cuando quede definida la posición que Elia Carolina Soto ocupará en el ayuntamiento de Pachuca, los panistas tradicionales de Hidalgo ya no dudarán en retirar cualquier apoyo a la administración de Yoli Tellería, con la que de por sí tenían ya serios desencuentros.

La mudanza que tendrá la arquitecta Soto desde la nómina de la agonizante Secretaría de Planeación a la de la presidencia municipal, servirá para que los “blanquiazules” hidalguenses acusen a la pareja Tellería-Ludlow de tener el corazón “tricolor” y de esta forma dar inicio a un nuevo rompimiento entre las corrientes intestinas de Acción Nacional.
Desde que rindió protesta como alcaldesa, Yoli Tellería fue objeto de señalamientos provenientes de sus correligionarios, quienes le reclaman no ajustarse al proyecto original que la impulsó al cargo, desestimar la opinión de sus regidores y en general de no ser ella quien toma las decisiones importantes en el ayuntamiento.
Si la inserción de Elia Carolina Soto al equipo de trabajo de Tellería prospera, ya no quedará duda y la lucha será trasladada al comité nacional, donde Anaya, Zavala, Moreno y otros aspirantes a la candidatura presidencial en 2018, buscan respaldo para sus respectivos proyectos.

Y es que el panismo tradicional de Pachuca le reclama a Yoli Tellería que nada hace por recordar los temas base de su campaña hacia la alcaldía; la desaparición del sistema de transporte Tuzobús y la instalación de parquímetros. Ambos proyectos fueron el detonante del mal humor social pachuqueño que llevó en hombros hacia la victoria a la actual presidenta municipal.

De los parquímetros poco o nada ha declarado Tellería y eso desató rumores que involucran a funcionarios municipales beneficiados con parte de las ganancias; sobre el Tuzobús, siempre se supo que el rector del proyecto era el gobierno del estado por lo que su permanencia dependía de otras instancias; sin embargo, hábilmente el tema fue un estandarte de campaña.
Hasta ahora la administración capitalina se maneja en “bajo perfil”, su relación con el gobernador Omar Fayad es respetuosa y a nivel de estructuras políticas municipales no hay movimiento que pudiera indicar un fortalecimiento “blanquiazul”. No obstante, donde sí hay trabajo es en otras corrientes panistas como la de la diputada local Gloria Romero (cuñada de Yoli), quien encabeza un bloque panista en favor de Margarita Zavala.

Este lunes los seguidores de Zavala inaugurarán la oficina del proyecto “Yo con México” en Pachuca y es muy probable que sólo con analizar a las personalidades asistentes se pueda dilucidar hasta qué punto calan en el ánimo “blanquiazul” las acciones de la nueva alcaldesa.
El reloj electoral corre velozmente, los priistas no cuentan con recursos humanos ni financieros para emprender “una gran cruzada” para recuperar Pachuca. Desde el gobierno estatal y la cúpula “tricolor” parece que el plan en este contexto es: mantener a una oposición “amable” que a cambio de no intervenir en los proyectos torales se conforme con tener suficiente escenario para legitimarse.

 

  Twitter: @bamtorre

@vocales_radio