100 días

David Tenorio

FOTO DAVID TENORIO COLUMNA A fin de año se cumplirán los primeros 100 días de gobierno de la administración que encabeza el gobernador Omar Fayad. Tiempo en el que habrán de verse y sentirse las primeras acciones emprendidas por las diferentes áreas que componen el gobierno de Hidalgo.

Los primeros 100 días de gobierno son una referencia para la medición de acciones y su eficacia. El reto es fuerte, pero servirá para marcar el rumbo. Y también para ser evaluados. De los resultados depende la permanencia de los nuevos funcionarios. El centenar de días revisten de gran importancia porque en política percepción es realidad y la impresión que nos causen en este periodo de tiempo será esencial para construirnos una imagen.

Franklin D. Roosevelt, al acceder a la presidencia de los Estados Unidos en 1933, utilizó el lema de los “100 primeros días de gobierno” para adoptar medidas que se resumen en la frase “actuar y actuar ahora”, y así demostrar su eficacia ante los ciudadanos. El New Deal, fue toda una revolución política que cambió a ese país y que ha sido replicada por los gobernantes de todo el mundo.

Bien dice Albert Medrán: “nunca tendremos una segunda oportunidad de crear una buena primera impresión. Y los 100 primeros días son esa primera impresión”. Sin embargo, Barack Obama afirma que “los primeros 100 días son importantes, pero probablemente son los primeros mil días los que marcarán la diferencia”.

El gobernador Fayad ha instruido realizar las acciones y de ser el caso, las reformas necesarias, para que los resultados se vean reflejados en el corto, mediano y largo plazo. El gobierno de Hidalgo trabaja arduamente desde el primer día de esta administración en acciones concretas que deben materializarse en los primeros 100 días de gobierno para atender las diversas necesidades de los hidalguenses y sentar las bases de cambios más a fondo. También servirá como un buen ejercicio de transparencia política y de demostración de eficacia en la gestión pública, en un plazo de tiempo que la sociedad percibe razonable, consecuencia del interés despertado por las primeras acciones y la expectativa de sus efectos inmediatos en la sociedad. En Hidalgo el gobernador, Omar Fayad, sin alardes pretensiosos, ha ubicado propuestas y acciones en la realidad lacerante de la entidad, comprometiendo su esfuerzo y el de su equipo de trabajo a atender e impulsar políticas públicas necesarias para mejorar el desarrollo personal y social de todos los hidalguenses. Buen augurio el de un gobierno que empieza y responde a las expectativas que le confió el mandato popular.

Twitter: @David_Tenorio