¿Ya vieron a Rusia?

Gabriel Pérez

Gabriel Perez Mientras estamos todos distraídos con las tonteras de Donald Trump, el candidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos, quien se ha convertido en la caricatura de la caricatura que ya de por sí era, en Rusia se nos están quemando un poco los tamales.

No nos hemos dado cuenta, pero de unos meses para acá, se ha ido desarrollando un discurso y estrategia belicista bastante preocupante.

Por ejemplo, de acuerdo con la BBC, en las últimas semanas Rusia ha enviado navíos militares con Iskander M, con ojivas nucleares, en su frontera con Polonia; envió cinco mil paracaidistas a Egipto para realizar supuestos ejercicios militares y suspendió tres tratados nucleares con los Estados Unidos.

Si esto no es suficiente para alarmarnos, el discurso de periodistas y presentadores en la televisión rusa, lo debería de ser.

Reporta la BBC que Dimitry Kiselyov, presunto presentador favorito del régimen de Vladimir Putin, habría declarado que lo que él califica como “comportamiento insolente” en contra de Rusia, podría tener consecuencias nucleares.

En la lógica machona del líder ruso, elevar el nivel de confrontación con Estados Unidos, tiene varias causas y consecuencias. Pero el principal es el campo de batalla en que se ha convertido Siria.

La emergencia humanitaria que ha provocado la intervención combinada de occidente y Rusia en ese país, tiene al borde del colapso las relaciones diplomáticas entre las potencias.

Además, es claro la poca simpatía que le genera la candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton y, por si fuera poco, se acerca el  momento en que los rusos deberán decidir si Putin se mantiene en el cargo o no.

Electoralmente, el buen Vlad le está sacando bastante raja al complejo de inferioridad eterno de los rusos. El problema es que nos puede llevar a todos en el camino.

 

Twitter: @gaboperez