Más pobres en México

Carlos Camacho

Carlos Camacho La pobreza se asocia con hambre, desnutrición, morbilidad, baja escolaridad, falta de acceso a servicios sociales básicos y a oportunidades de desarrollo económico y social; en México el número de pobres paso de 52.8 millones en 2010 a 55.3 millones en 2014.

Esto se debe al actual modelo económico, a la concentración de la riqueza y el fracaso en el diseño e implementación de las políticas públicas, que deben ofrecer acceso a la justicia y la igualdad de oportunidades en todas las regiones del país.

Lo anterior es la opinión de investigadores Adolfo Sánchez, Iliana Yaschine y César Armando Salazar, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), que realizaron un diagnóstico con motivo del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, recién celebrado.

Si, dicen, en los objetivos del Desarrollo Sustentable, que pretende el gobierno mexicano, está reducir a la mitad la pobreza para el 2030, entonces el camino se ha equivocado, por lo que se deben reformar las políticas aplicadas a la fecha.

Sostienen que el combate a la pobreza pasa por elevar el crecimiento económico y aplicar políticas de derechos y de justicia redistributiva.

Reconoce “ligeros avances” en salud, educación, vivienda y servicios públicos básicos, pero el contraste hay rezagos en alimentación, empleo, salario real, seguridad social y cohesión social.

Por tanto, se requiere de estabilidad económica, mayor crecimiento, más y mejores empleos, recuperación del ingreso laboral y mejorar las condiciones de empleo de los trabajadores; ampliar la recaudación tributaria, que ponga las bases para una mayor inversión productiva y social.

Es imperante avanzar en la universalización de la salud, la seguridad social, educación, vivienda, servicios sociales y equidad alimentaria.

Solo que el gobierno no da señales de caminar en ese sentido y la pobreza es una clara muestra de incumplimiento de los derechos humanos, particularmente de los económicos y sociales.

Y eso que el propio presidente Enrique peña Nieto acaba de reconocer que vivimos en dos Méxicos, uno de prosperidad y vanguardia y otro que enfrena rezagos y condiciones de pobreza.

Pero…

 

[email protected]