Todavía no concluyen los despidos, advierte Vargas

-Indicó el secretario de Gobierno que aún faltan más ajustes en las áreas

-Resolución es debido a que hay quienes no tienen perfil o cobran gratis

RASURAN NÓMINAS

Jocelyn Andrade

pag-03-despidos-okContinuarán los despidos en la administración estatal, pues aún no concluye la depuración de las diferentes áreas de gobierno, advirtió el titular de la Secretaría de Gobierno en Hidalgo, Simón Vargas Aguilar.

Señaló que la finalidad de este ejercicio es garantizar buenos salarios para todos aquellos que demuestren su trabajo, pues las personas que no justifiquen su paga deberán dejar sus puestos.

Hasta la fecha no se conoce el número total de personas a las que se las ha aceptado su renuncia; sin embargo, circulan rumores de que ya son más de mil quienes han sido separadas de sus respectivos cargos.

Enfatizó que no se trata de despidos, únicamente se busca hacer justicia con los trabajadores que en verdad están comprometidos con el trabajo y el servicio público.

“Los mismos que sí trabajan, que sí cumplen con un horario, nos dicen que cómo es posible que existan esos casos, no se trata de mantener en la nómina a la gente que no cubre el perfil o que no trabaja”.

Ante el cuestionamiento de demandas ante la Junta de Conciliación y Arbitraje, dijo desconocer el asunto pues a su oficina o al Despacho del Gobernador no ha llegado ningún aviso.

Recordó la publicación de la revista “Forbes”, en la cual se dio a conocer que la nómina del gobierno estatal era obesa, además de ser Hidalgo una de las entidades con menor presupuesto, lo cual hace que se deba mejorar el gasto corriente.

“La reingeniería va a continuar, se trata de que la gente que sí trabaja se quede y quienes no lo hacen o no cubren el perfil, pues no, porque el compromiso es hacer más eficiente la administración estatal y designar los recursos para obras y acciones”.

Recordó que la instrucción del gobernador Omar Fayad es conocer todas las áreas y a todo el personal, para verificar quiénes trabajan, pues esas personas tendrán un lugar en su administración.

Será en aproximadamente un mes cuando el propio mandatario estatal dé a conocer el número exacto de personas que fueron removidas de sus cargos, porque en muchos casos tampoco cumplen con el perfil requerido para las diversas áreas.