Incierto el panorama para concretar obras

PARA TULA

Ángel Hernández

p10-obraFerrosur, las Secretarías de Comunicaciones y Transportes (SCT), la de Obras Públicas y Ordenamiento Territorial (SOPOT), así como el gobierno municipal, no terminan de ponerse de acuerdo sobre el permiso para construir una nueva calle sobre vías del tren en el centro de Tula.

De esta manera, pese a los esfuerzos de gestión de diversas instancias, aún no hay un panorama claro respecto al futuro inmediato de la obra, cuya espera mantiene a cientos de beneficiarios en vilo durante al menos dos décadas.

En reciente entrevista el alcalde Gadoth Tapia dijo que lo importante acerca del tema es socializar que no se tiene un no rotundo por parte de Ferrosur -concesionaria de la vía- pero aceptó que el panorama es incierto.

También acerca de la amenaza de la firma de ejercer acción penal contra trabajadores de SOPOT, de Obras Públicas municipales o de la empresa Agua Blanca, ganadora de la licitación de trabajos, si persistían laborando en la zona, afirmó que hasta ahora no existe procedimiento alguno.

Aclaró que las naves donde se ubica la biblioteca municipal y un salón de usos múltiples para eventos culturales (que estarían dentro del polígono de la estación del tren) no se perderían en caso de que Ferrosur los requiera; “esos espacios ya los tiene bajo custodia definitiva el ayuntamiento”.

La presente semana, aún en día por definir, las instancias implicadas en la gestión de permisos sostendrán reunión con representantes de Ferrosur para tratar de apelar al sentido social y humano de la firma y hacerle ver que la obra busca un bien común para la ciudadanía.