Fiesta grande de los muertos

-Mijkailuitl o Xantolo tendrá verificativo del 30 de octubre al 2 de noviembre en Huejutla

-Desde 2015 es Patrimonio de Cultural Inmaterial de Hidalgo, aprobado por Congreso local

HUASTECA HIDALGUENSE

 

Milton Cortés

p22-xantoloEl Mijkailuitl o fiesta de los muertos conocida también como Xantolo tendrá verificativo del 30 de octubre al 2 de noviembre en Huejutla de Reyes, municipio inmerso en el corazón de la Huasteca hidalguense.

Serán cuatro días en que calles y panteón municipal serán parte del ritual prehispánico en homenaje a los difuntos.

Indicó el ayuntamiento de Huejutla que el Xantolo fue declarado, en 2015, como Patrimonio de Cultural Inmaterial de Hidalgo por los integrantes del Congreso de la entidad, y forma a su vez parte del Patrimonio Oral Intangible de la Humanidad por parte de la UNESCO (en sus siglas en inglés, Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura).

Pormenorizó que esta festividad ancestral es celebrada también en la Huasteca potosina y parte del estado de Veracruz, siendo en Huejulta de Reyes, la celebración más grande a nivel estatal y regional.

La ofrenda monumental en la plaza central representará, en esta ocasión, los cuatro elementos: agua, tierra, aire y fuego; las calles serán testigo de danzas tradicionales, demostración de altares por cuadrillas regionales, un gran espectáculo teatral en el panteón municipal, el certamen Señorita Cempoalxochitl, la ruta ciclista La Xantolera, música tradicional regional, muestra gastronómica y artesanal, exposiciones fotográfica, artesanal y pictórica, el concierto musical de grupo Duelo, cine móvil Telcel, entre otras actividades, formarán también parte de este magno evento organizado por el gobierno de la entidad, la presidencia municipal y la Casa de la Cultura.

HISTORIA. Mijkailuitl era la festividad dedicada a los muertos por nativos de la época prehispánica; sin embargo, con la llegada de los evangelizadores españoles transformó su nombre a Xantolo, expresión adoptada más tarde por el náhuatl, derivada del latín Festum Onimium Sanctorum que quiere decir fiesta de todos los santos.

El ritual prehispánico dedicado a los muertos, da comienzo el 24 de junio con la Fiesta de Inicio cuando los señores de las casas acostumbran ir a las milpas para regar la semilla de la flor de cempasúchil, continúa con la Primera Ofrenda a los difuntos el 29 de septiembre, día de San Miguel Arcángel y culmina con el festejo de las Ofrendas Mayores celebradas durante cuatro días: del 30 de octubre al 2 de noviembre. Durante estas fechas se levantan los arcos, elaborados a base de cañas de azúcar o ramas de guasima y adornadas con flores de cempasúchil y mano de león (de color morado); se adornan los altares con comida típica de la región y se visitan los panteones.

REQUISITOS. La tradición consiste en ofrendar el altar primero a los niños fallecidos con dulces, chocolate y pan, se les pone algún juguete y se enciende copal, colocado en un recipiente de barro en forma de copa; a partir del medio día del 1 de noviembre, los muertos adultos son ofrendados con mole, pan, tamales, chocolate, cerveza, tequila y fruta. Además, los familiares acostumbran asistir a los panteones a comer con sus difuntos, hablar con ellos y bailar música regional.

En las calles, los llamados disfrazados o viejos danzan al compás del huapango portando vestuario de colores llamativos, sombreros y máscaras, algunas veces son invitados a pasar a las casas y tomar de la ofrenda; estos danzantes pueden recibir una cooperación, misma que será destinada para El Destape, el día de San Andrés que consiste en una fiesta comunal que da por terminada esta celebración.

La Casa de la Cultura, así como el gobierno municipal de Huejutla invitan a ser parte de esta gran fiesta, el programa dedicado a los muertos culminará con el “Ritual de ofrenda y encendido de velas al ánima sola 2016” el día 2 de noviembre en la Plaza de la Revolución Mexicana.