Falta trabajo en recuperación emocional para las mujeres

-Padecen mujeres de Hidalgo aún en estos tiempos agresiones de diversa índole, de ahí la importancia de tratar de forma inmediata a quienes sufrieron violencia

FECHA NARANJA

Milton Cortés

p22-naranjaAl conmemorarse el “Día Naranja” en Pachuca, mujeres se pronunciaron por hacer énfasis en trabajar en torno a la recuperación de féminas violentadas, ya que además de la prevención, es necesario aportar en la recuperación emocional de las mismas.

Las mujeres de Hidalgo, estableció Patricia Zamora, en nombre de organismos civiles, padecen aún en estos tiempos agresiones de diversa índole, pero afirmó que se debe tratar de forma inmediata a quienes han padecido algún hecho de violencia.

“Es muy respetable que en el tema social se trabaje en lo que respecta a la prevención para evitar que las mujeres sean agredidas; en el caso jurídico, que los agresores tengan sanciones más severas, pero de tal forma es importante que se trate a las mujeres que han sufrido agresiones”.

Estableció que pocas son aquellas las que luego de una agresión, de cualquier tipo, acudan a las instancias existentes, tanto de índole municipal, estatal o federal, con la intención de que se les otorgue ayuda psicológica para tratar de reparar las secuelas que deja alguna agresión

“Es momento de que se atienda también a quienes nos han agredido, a quienes acudimos a alguna instancia para demandar, para exigir respeto, se nos apoye con consultas psicológicas, que se nos trate moralmente para avanzar en la reparación moral del daño, porque nadie se acuerda de este aspecto ni de las mujeres que han sido violentadas”.

En zonas rurales, es complejo disminuir la incidencia de mujeres violentadas, como consecuencia de que en algunas comunidades sobre todo las más alejadas, prevalecen los usos y costumbres.

“En esos temas hay que trabajar, ya no es posible que solamente nos enfoquemos en realizar campañas o situaciones cada que se conmemora el Día Naranja, debemos tomar nuestras herramientas de trabajo y propiciar que las mujeres que está expuestas a daño físico y moral cuenten con instancias que les ayuden a superar los traumas que les deje la violación de sus garantías individuales”.