Contradice la SEPH resultados de estudio sobre digitalización

-Señaló titular de la dependencia estatal que sí sirve para los estudiantes

-Pese a que no hay avances reales derivados del gasto en esa materia

ACERCAR TECNOLOGÍAS

Adalid Vera

p4-digitalizacionConsideró Sayonara Vargas Rodríguez, titular de la Secretaría de Educación Pública de Hidalgo (SEPH), que los programas de digitalización y entrega de tabletas electrónicas sí funcionan para que estudiantes desarrollen habilidades, y también ayudan en la disminución de la brecha tecnológica, a diferencia del estudio que realizó un grupo interdisciplinario de pedagogos que asegura que el gobierno federal sólo ha “malgastado” recursos económicos en este tipo de acciones, pues los índices educativos no mejoran en los últimos años.

El estudio lo realizó en 2015 un grupo de expertos nacionales e internacionales y lo reveló Fiorentina García, coordinadora del Área de Educación del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), además fue avalado por la propia Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que coincidió con los resultados.

Determinaron que entre 2008 y 2016 el país gastó 36 mil 596 millones de pesos en programas de educación digital que no dan los resultados deseados. La lista incluye los programas de Enciclomedia, Habilidades Digitales para Todos, entrega de laptops para alumnos de quinto y sexto de primaria y el Programa de Inclusión y Alfabetización Digital (PIAD).

Pese a eso, México no ha tenido mejoras evidentes en el rendimiento de sus estudiantes en lectura, matemáticas o ciencias, de acuerdo con los resultados de la prueba.

Cuestionada al respecto, la funcionaria hidalguense explicó que son herramientas de trabajo que ayudan al alumno de escuela pública para estar a la vanguardia en cuanto al acceso a tecnologías de información.

Aunque no existe todavía un presupuesto destinado a acciones de digitalización por parte de la federación para el siguiente año porque posiblemente se cancelen, Vargas Rodríguez indicó que se trata de sacar a los estudiantes del rezago tecnológico en que viven, sobre todo aquellos de regiones apartadas, por lo que sugirió que deben mantenerse.