Establece Copriseh diversos protocolos ante la temporada

-Objetivo es que alcaldes cumplan con cloración del agua en localidades

-Además de disponer todo lo relativo a celebraciones del Día de Muertos

PREPARA PERSONAL

Alberto Quintana

p9-coprisehExhortó la Comisión Para la Protección Contra Riesgos Sanitarios del Estado de Hidalgo (Copriseh) a los alcaldes a realizar cloración del agua potable, informó la titular del organismo, Rosa Gabriela Ceballos.

Actualmente 96 por ciento de los 84 municipios hidalguenses cumple con las normativas sanitarias de clorar el agua que distribuyen en diferentes localidades y colonias.

A los presidentes municipales de Huautla y Tasquillo se les invitó a verificar y aplicar el cloro correspondiente en sus respectivos tanques de almacenamiento.

Agregó que la Copriseh prepara intensos operativos durante los festejos del Día de Muertos en panteones y mercados localizados en las diversas regiones de la entidad.

Las inspecciones se efectúan en comercios ambulantes que ofrecen alimentos y productos a visitantes, para verificar que cumplan las normativas de salud.

La funcionaria destacó que está prohibida la venta de aguas preparadas, alimentos sin cocer, productos caducos y sin la preparación higiénica requerida.

Para fortalecer acciones preventivas se realiza un trabajo coordinado con los ayuntamientos, sobre todo en la Huasteca, Sierra, Sierra Gorda y Otomí-Tepehua.

Estos lugares es donde se concentra el mayor número de personas y visitantes que acuden a cementerios para visitar las tumbas de sus difuntos y preservar tradiciones culturales.

La titular de la Copriseh detalló que las autoridades locales deben recolectar basura generada en los panteones municipales y mercados, para evitar la propagación de moscos.

La Secretaría de Salud en Hidalgo (SSH) identificó que una zona endémica para propagación de Enfermedades Transmitidas por Vector (ETV) es la Huasteca.

Para lograr el control del mosco las brigadas de vectores recorren localidades de casa en casa controlando física y químicamente la producción de larvas en depósitos de agua de más de 200 litros.