Confirma la alcaldía anomalías para Tula

ADEUDOS

Ángel Hernández

Al menos 26 observaciones efectúo el gobierno de Gadoth Tapia a la gestión de Jaime Allende González (2012-2016), en Tula de Allende; en suma, las inconsistencias detectadas se traducen en una deuda de 61 millones 335 mil 819 pesos y 4 centavos.

En finanzas las anomalías se detectaron con relación a registros contables, saldos en cuenta de deudores, montos vencidos de acreedores, transparencia en recursos de distintos fondos, pagos a proveedores, sobregiros, deudas millonarias con CFE y Conagua, además de falta de atención a notificaciones y demandas.

También en rubros contables detectó en la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Tula (CAPYAT) adeudos a proveedores, con CFE y otros acreedores.

En el DIF encontraron inconsistencias contables; en obras hubo retraso en pagos a contratistas y falta de pago de aportaciones municipales en programas federales.

En recursos materiales destacó que en varias áreas existen faltantes de mobiliario, equipo de oficina y cómputo, además de que se recibió un parque vehicular inservible.

Para recursos humanos se refirió que existía personal dado de alta en nómina que no llevaba registro de asistencia, paralelo a esto cabe precisar que el oficial mayor, Víctor Rufino Martínez, reveló en entrevista previa la detección de al menos 200 “aviadores”.