La libertad de vestir III

Amira Corrales

Amira Corrales Hemos hecho un pequeño recorrido por la historia del vestido femenino, el uso del pantalón, la minifalda y las mujeres que aportaron su creatividad, al mismo tiempo que desafiaron a la sociedad de su época, por sus diseños poco tradicionalistas. Y todavía falta contar la historia del sostén, las medias o los zapatos de tacón.

Pues, a pesar de la revolución en el vestir femenino, hoy en día aún existen mujeres que no pueden vestir como lo deseen. Me refiero a ese grupo de pequeñas niñas y jóvenes mujeres que asisten a escuelas preescolares, primarias, secundarias, y preparatorias, tanto públicas como particulares, que en el uniforme del diario o de gala, aún están obligadas a llevar una falda, a pesar de su voluntad o del inclemente clima que azota a nuestra ciudad y algunas regiones del estado.

La falda, aunque coqueta, no permite realizar el movimiento con libertad, so pena de mostrar otra prenda indeseable para la vista: los calzones. Y ninguna niña que se precie de decente, puede ni por accidente dejar que se asomen, por lo que debe limitar su movimiento y el espacio en el que se mueve, ya sea por ella o por personas mayores que seguramente le llamarán la atención.

Por lo tanto, al imponer la falda como prenda única en el uniforme del diario, hacemos que permanezca la idea de que las mujeres con falda no pueden ir a espacios abiertos de deporte y juego: terrenos baldíos, con lodo y zonas de rampas y obstáculos, parques con juegos y árboles para trepar, patios y vecindades para dar marometas o patear balones, agacharse, rodar, caer al piso.

Esta situación limita los espacios y los tradicionaliza: las niñas con falda o vestido al espacio cerrado: a la casa, al cuarto, a jugar con utensilios de cocina, de juegos de tés, con la planchita y las muñecas, de poco movimiento. No nos hacen aptas para los espacios abiertos y cuando salimos al mundo laboral nuestras habilidades se ven limitadas.

¿Alguna vez se ha preguntado por qué algunas mujeres están limitadas en sus habilidades psicomotrices?

 

Twitter: @AmiraCorrales