Arman los Charrez nuevo escándalo en Ixmiquilpan

-Encabeza diputado local manifestación para que el alcalde firmara documentos, a través de los cuales buscan que habitantes opinen sobre a quienes entregan concesiones de obra  

FRICCIONES
Hugo Cardón
p10-charrezEl diputado local, Cipriano Charrez Pedraza, junto con unos 250 pobladores de distintas comunidades, encabezó un escándalo para el alcalde, su hermano, Pascual Charrez Pedraza: lo obligaron a firmar documentos, aun cuando el proceso no es de forma legal.
Los inconformes reclamaron al alcalde Pascual Charrez Pedraza el incumplimiento y estancamiento de obras, entre ellas los de zonas como colonia del Valle, Miguel Hidalgo y el Calvario, además del equipamiento de cómputo de La Reforma, así como la ampliación de bodega de El Calvario.
Uno de los temas más complicados fue el relacionado a la construcción de la carretera de Capula, donde se pretende invertir 10 millones peso, gestionados por Isidro  Pedraza Chávez; los manifestantes exigieron al alcalde firmara el proyecto por excepción, así la obra no sería licitada y la comunidad podría decir entorno a quién otorgar su ejecución.
“Pareciera que no les interesa la obra, les preocupa que algunas empresas en particular se vean beneficiadas; señores que no los engañen, la obra se va ejecutar y se hará una licitación porque yo no pretendo estar beneficiando a particulares”.
Al cuestionar al alcalde por el rezago que se tienen en las obras y el cambió de las empresas ejecutoras, sostuvo que es porque las  compañías contratadas por la anterior administración son malas y carentes de resultados.
Luego de esta aseveración, el exsecretario de Obras Públicas Municipal Marco Antonio Martínez Quintanilla, quien venía acompañando al diputado local, reveló que mayoría de las obras que se ejecutaron en Ixmiquilpan fueron cedidas a las empresas de Pascual y Vicente Charrez Pedraza, acción que siempre habían negado.
Durante la reunión, el presidente dijo lamentar que el diputado tome este tipo de acciones, más aun cuando apenas tienen 55 días de gobierno, que comparado con administraciones anteriores, no habido derramamiento de sangre y se ha preservado la paz social.