Propone Congreso prohibir casamientos entre menores

-Expuso Pérez Perusquía iniciativa para frenar bodas que son perjudiciales

-Sin embargo, no contemplaría las modificaciones requeridas por la SCJN

PRESIÓN INTERNACIONAL

Jocelyn Andrade

p3-congresoPresentó la diputada María Luisa Pérez Perusquía iniciativa para reformar la Ley de la Familia del Estado de Hidalgo; sin embargo, no contempla las modificaciones de artículos que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró inconstitucionales.

Dicha iniciativa contempla la derogación de diferentes artículos y establece que la edad mínima para contraer matrimonio será de 18 años.

Actualmente la ley establece que los menores de edad pueden casarse con previo consentimiento de padres o tutores.

Lo anterior porque la Organización de las Naciones Unidas (ONU) estableció como meta para el 2030 evitar y erradicar prácticas perjudiciales para niños y adolescentes.

“En el contexto de esta meta un objetivo que tiene que plantearse la presente Legislatura es el de producir la normativa que haga posible evitar o erradicar la práctica del matrimonio infantil”.

A este respecto distintas agencias de la ONU realizaron un llamado a que se realice una armonización legislativa en México para que los ordenamientos jurídicos nacionales establezcan como edad mínima 18 años para contraer matrimonio.

Detalló que en el país al menos una de cada cinco mujeres contrae matrimonio antes de los 18 años de edad, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), mediante la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (Enadid) 2014.

Esta situación genera un problema que abona a la discriminación de género y tiene como efectos la deserción escolar, embarazo prematuro, mortalidad materna, entre otros, además provoca que se mantengan situaciones de pobreza y disminución de oportunidades de una vida digna de niños y adolescentes.

Es por lo anterior que el matrimonio infantil y las uniones tempranas son considerados por la Organización de las Naciones Unidas como prácticas nocivas que afectan considerablemente la vida, la salud y, en general, la integridad físico-psíquica de la infancia y adolescencia.

Dicha iniciativa únicamente contempla el tema del matrimonio entre menores y no acata la resolución de la SCJN, que consideró discriminatoria la Ley de la Familia, pues sólo acepta como válido el matrimonio entre hombres y mujeres.