Cómo controlar a los ambulantes

Carlos Camacho

 Carlos CamachoOscar Pelcastre Almanza, a quienes sus allegados motejan “El Perro”, es un dirigente singular, que lo mismo negocia y amenaza al mismo tiempo a gobiernos de extracción ´priista que panista, como lo hace ahora con la alcaldesa de Pachuca, Yolanda Tellería Beltrán, a quien ha declarado “la guerra”, luego de la pretensión de reubicar a los comerciantes ambulantes del centro histórico de la capital hidalguense.

Pelcastre Almanza, intenta lo que de algún modo logró con la anterior administración municipal, manejar a su arbitrio los espacios destinados al paso de peatones, con el argumento de que sus representados tienen derecho a ganarse la vida de manera lícita con la venta de sus productos.

Ha convertido a su agrupación, la Federación de Organizaciones Independientes del Estado de Hidalgo (Foideh) en un grupo de choque al servicio del mejor postor, especialmente en tiempos electorales.

También lo utiliza como instrumento de presión política, para hacerse de poder en el municipio, mediante la toma de calles, de parques y espacios públicos, donde coloca a sus representados, a quienes a su vez les cobra por los servicios e “gestión y protección”, cuando son amenazados con retirarlos de la vía pública.

Con Eleazar García, la relación fue tirante y si bien se les mantuvo a bajo relativo control, hoy el dirigente de la Foideh, ha dicho que comenzará una guerra contra las autoridades municipales, quienes han anunciado la reubicación de 90 vendedores ambulantes que se han apropiado de las calles del centro de la ciudad.

A pesar de declararse priista, Osca Pelcastre jugó en las pasadas elecciones en favor del PAN y ahora, intenta cobrar facturas con la ampliación de lo que considera “su territorio”, mediante la instalación de sus representados en el mayor número de espacios públicos posible.

Veremos cómo enfrenta la alcaldesa Yolanda Tellería a este grupo que suele tornarse violento, para alcanzar sus objetivos.

 

[email protected]