Respalda Diconsa a localidades alejadas con su canasta básica

-Poblaciones vulnerables de la entidad tienen acceso a diversos productos

-Detalló titular de la distribuidora los procesos para llegar a más habitantes

COMBATE A POBREZA

Redacción

pag-11-diconsa-2Cuenta la población marginada de la comarca minera, en Hidalgo, con apoyo alimenticio de Diconsa, que mensualmente moviliza en la región alrededor de 280 toneladas de maíz, comestibles de primera necesidad y otros productos de limpieza y aseo personal, afirmó la titular de la distribuidora en el estado, Dalia Garduño.

Mediante el almacén rural Atotonilco el Grande, que lleva inventario suficiente a 97 tiendas comunitarias de la zona, la paraestatal atiende a 11 municipios mineros y a otras localidades enclavadas en el Valle de Tulancingo y Sierra Alta y Baja.

Casi en la colindancia con Veracruz, en el ayuntamiento hidalguense de San Agustín Metzquititlán, añadió Garduño, “se ubica Arroyo Hondo y ahí Diconsa surte la canasta básica a la población necesitada de ambos estados”.

El encargado de la tienda comunitaria desde hace 17 años es Basilio Nochebuena, quien narró que atender a esa comunidad representa una experiencia gratificante. “Del almacén Atotonilco el Grande nos llegan productos suficientes para que a la población nada le falte”, refirió.

A través de esta bodega se movilizan mensualmente 180 toneladas de maíz y 100 de mercancías generales para una población abierta de más de 76 mil hidalguenses.

Zaida Guadalupe Márquez, habitante de la localidad Arroyo Hondo y clienta de la tienda comunitaria, indicó que desde que Diconsa tuvo presencia en la zona la gente dejó de trasladarse a Zacualtipán de Ángeles, que está a dos horas a pie sobre terracería.

En otras 24 localidades lejanas y dispersas de los municipios Atotonilco el Grande, Metztitlán, Huasca de Ocampo y Omitlán de Juárez, Diconsa llega con tiendas móviles.

Finalmente, el jefe de este almacén, José Luis Ángeles Salazar, aseveró que la labor de Diconsa no sólo se limita al abasto rural, sino que están comprometidos a participar en programas especiales como el abasto a productos básicos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y la distribución de complementos alimenticios a la Secretaría de Salud.